Visitadores médicos: «Nos han mostrado como los mercaderes de la salud»

0
282

Asociación se manifestó frente a la Seremía de la Salud y explicó que no son ellos los culpables de incidir en los precios de los medicamentos, como lo afirmó el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

«Nos están utilizando como chivos expiatorios de la falta de gestión que tienen las autoridades para regular el mercado», dijo vocero de la agrupación.

 

Todas las reformas generan cambios, efectos positivos y coletazos, y la llamada Ley de Fármacos II -que modifica el Código Sanitario- no es la excepción.

Esto, porque el gremio de los visitadores médicos advirtió que el artículo 129 de dicha norma, si bien regula el marketing de los laboratorios hacia los médicos, también prohíbe la «visita médica» en hospitales públicos, lo que pondría en riesgo la fuente laboral de unas 80 personas en la región -seis mil en todo el país- que se dedican a esta actividad.

Por este motivo, pero también porque se les está culpando de ser quienes inciden en los precios de los medicamentos, tal como lo manifestó el Ministro de Salud, Jaime Mañalich, es que se manifestaron en el frontis de la Seremía de Salud de manera pacífica y para dejar en claro que los dichos del ministro «no sólo son falsos, sino que evitan que hablemos de los verdaderos responsables de los altos precios y colusiones»,

Pablo Ángel, vocero de la asociación de visitadores médicos agrupados en la tercera y cuarta regiones, con base en La Serena y Coquimbo, comentó que el objetivo «fue visibilizar las injustas declaraciones que ha emitido el ministerio de Salud, a través de su ministro Jaime Mañalich, debido al informe final de la Fiscalía Nacional Económica, en donde se nos culpa a nosotros por el precio final de los medicamentos, y eso es una mentira, porque básicamente cuando un laboratorio le vende los medicamentos a las farmacias el gasto de representación, que somos nosotros, equivale más menos entre un 2 y un 3% del costo total del fármaco, de lo que se vendió, y el que termina poniendo el precio son las farmacias, no nosotros».

MANIFESTACIONES EN
DIFERENTES PUNTOS DEL PAÍS

Esta manifestación se realizó en diferentes puntos del país, «porque nos están señalando como los culpables de esta situación y, además, como los mercaderes de la salud, y no es así».

Esta situación, advierte Ángel, les ha perjudicado, principalmente en el tema de la seguridad, porque bajo estos dichos del ministro «algunos de nuestros colegas en Santiago han sido agredidos. Por suerte acá en la región no hemos tenido este problema, pero en la capital sí existen colegas que han sido atacados física y verbalmente, ya que la gente escucha estas declaraciones y, claro, se desquita con nosotros, pensando que somos los culpables».

QUEDARÍAN SIN EMPLEO

El trabajo que cumple un visitador médico es sanitario, «de entregar información de calidad a los médicos para que ellos puedan tomar la mejor decisión frente a la determinación de un fármaco, «pero no existe de por medio una coima o una prenda que se entregue a cambio, porque en el fondo el tiempo que pasamos al interior de una consulta médica es súper bajo con respecto al tiempo global de un mes, que no debería ser más allá de cinco minutos. Entonces llegar a pensar que esta interacción podría generar que un médico cambie su opinión con respecto a un fármaco, o sea manipulado, como se habla, está totalmente alejado de la realidad».

Por tanto, esa es la idea de estas manifestaciones, aclara Angel, «poder visibilizar nuestro problema, dado que la Ley de Fármacos, por otro lado, también nos quiere limitar el acceso a los hospitales y a las consultas privadas, lo que significaría que nos quedaríamos sin trabajo, y somos hartos los visitadores a nivel país».

OCHENTA EN LA REGIÓN

Por ejemplo, en la región son cerca de 80 los visitadores médicos, y la mitad mujeres, todas jefas de hogar, «por lo que la situación es compleja. Por lo tanto vamos a seguir en esta lucha, porque sentimos que nuestro trabajo es profesional, digno, y que nos están utilizando como chivos expiatorios de la falta de gestión que tienen las autoridades para regular el mercado, y que no pasa tanto a través de los laboratorios, sino que es más por las cadenas de farmacias».

LOS LABORATORIOS

En este sentido, explica que «en Chile existen cerca de 80 laboratorios farmacéuticos, los cuales se reparten el mercado de los medicamentos y el que tiene más porcentaje de participación tiene cerca de un 2,5%, lo que te habla de una competencia sana. Pero cuando eso lo llevas al canal de venta, el 80% de los medicamentos está concentrado en las tres cadenas (Cruz Verde, Ahumada y Salcobrand) y solamente el 20% en canales independientes, y es así donde se producen los problemas, ya que no existe competencia».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre