Banda de venezolanos utilizaría el «Cuento del Tío» para estafar en el centro de Coquimbo

0
24386

Durante las últimas semanas se han ido multiplicando las denuncias contra un grupo de ciudadanos venezolanos que se tomaría el centro de Coquimbo para realizar fechorías ligadas a la estafa. Fraude que estaría relacionado a la utilización de elementos de bajo valor para poder engañar a vecinos que se ven obligados a desembolsar efectivo en medio de amenazas. Hecho que causa incertidumbre, además, por la denuncia de que los individuos drogarían a sus supuestas víctimas con burundanga.

El hecho había sido viralizado por redes sociales, pero no fue hasta ayer jueves que se hizo visible, tras un procedimiento en conjunto entre Carabineros y la seguridad municipal de Coquimbo. Procedimiento en pleno corazón neurálgico de la comuna puerto, en la calle Aldunate, que terminó con cuatro detenidos.

Todos venezolanos, tres hombres y una mujer, que tenían una extraña particularidad. Y es que fueron esposados con más de 200 lápices tipo marca BIC, de los que usan trabajadores y estudiantes a diario.

La figura de comerciantes ambulantes quedaría chica para estos sujetos, tras ser acusados paralelamente de hacer daño. Aparentemente meterían sustancias ilícitas a los lápices, que con un roce provocarían la pérdida del conocimiento de la persona. No obstante, aquella tesis estaría descartada, estando en presencia del famoso Cuento del Tío.

«Es importante hacer hincapié en que los delincuentes van actualizando su forma de actuar, se ponen en calles céntricas, donde no solo te entregan lápices, sino que también pulseritas para la suerte, cepillos de diente, el arito, la joyita, cualquier elemento novedoso de bajo valor adquirido en el comercio de los chinos. Es en este contexto que en una esquina te pasan cualquiera de estos elementos, y en la otra esquina aparece otro compañero de delito que vio guardar el elemento con el objetivo de pedirte plata por el elemento que te habían pasado. No solo llega una persona, sino que 5, te rodean y te exigen que le entregues dinero por la lapicera, es ahí cuando la persona, para no verse metida en conflictos, saca dinero de su bolsillo y se lo entrega a estas personas».

La autoridad asegura que este sería un método que llegó hace algunos años al país, preferentemente de países centroamericanos. «En Coquimbo es algo que se ha visto hace años, pero comenzó a masificarse».

Descarta de frente que estaríamos en presencia de objetos con droga, pues sería esta una táctica delictual ocupada en restaurants o discos y no en el común mortal que transita a pie por el centro de Coquimbo.

«Sin embargo, no es algo que no deje de preocupar, todo lo contrario, por eso estamos en constante recorridos con patrullajes en conjunto con Carabineros, para ir teniendo un control exhautivo del centro de la comuna».

Según información recabada por LA REGIÓN, es la PDI la encargada de este tipo de casos, instancia donde el Departamento de Extranjería estaría tras los pasos de esta peligrosa agrupación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre