De fundador y vocero de la Juan XXIII quiere pasar a candidato a concejal por La Serena

0
452

Felipe Barraza dice que llegó el momento dar el siguiente paso, «que es un tremendo desafío y lo tomo con mucha responsabilidad y seriedad».

Aunque por ley aún no puede llamar a que le gente vote por él, Felipe Barraza (36) es hoy el candidato a concejal del PPD para La Serena.

«Al menos esa es la intención, si es que no sucede otra cosa en el camino. Pero hasta el momento sí, soy el candidato del Partido por la Democracia para las elecciones del 11 de abril», cuenta el también presidente de la Organización de Usuarios del Transporte y fundador y vocero de la Agrupación Juan XXIII.

Barraza, trabajador social de profesión, reconoce que «llegó la hora de que uno tome las riendas de los destinos de La Serena, porque muchas veces uno critica desde afuera, ha realizado gestiones, pero uno debe tomar la responsabilidad de poder hacer más cosas en favor de la comunidad, y esta vez desde un cargo como la concejalía».

Dice que es primera vez que postula a un puesto político, aunque «siempre he participado, primero apoyando en distintas campañas presidenciales, de concejales y alcaldes. Pero esta vez creo que hay que hacerlo y ser responsable en dar este paso, que es un tremendo desafío y lo tomo con mucha responsabilidad y seriedad. ¿Sabe? Nunca antes, como la gente suele pensar, había dado este significativo paso. Pero esta vez llegó el momento de poder darlo y buscar la justicia y equidad desde el municipio, que es una de las señales que podría dar como candidato a concejal».

Es cierto que la campaña en sí aún no parte, y aunque no esté oficialmente inscrito en el Servel, «sí uno puede anunciar candidaturas y me atrevo a anunciar la mía en este minuto», avisa.

Barraza no duda en señalar que tiene todas las condiciones para ganar, porque «he desarrollado una trayectoria social y política durante varios años. Ingresé a la política en 2004, con 19 años, y nunca antes se había dado la oportunidad de representar a un sector de la población. En este caso se abrieron las puertas, se dio la posibilidad, y hemos decidido dar el paso, así que contento por este desafío que afrontaremos».

En sus tiempos de universitario fue delegado estudiantil, y cuando trabajó de empaque, afirma, fue dirigente de los trabajadores, «donde luchamos por el no pago de los turnos, pelea que dimos en 2011 y que concretamos en 2013. También he participado en la coordinadora de Derechos Humanos y hace dos años que soy fundador y vocero de la agrupación Juan XXIII, organización con la que hemos denunciado los abusos sexuales de la iglesia y luchando contra la pedofilia. Creo que esa pequeña trayectoria, que además me ha entregado bastante experiencia, es la que me puede respaldar en este caso para poder llegar a una concejalía».

Respecto a los temas relacionados con la ciudad, que finalmente lo motivó a tomar este camino, advierte que «vemos un abandono en La Serena, puesto que ya no es la ciudad patrimonial y señorial que se añora, sino que hoy vemos una comuna que está en abandono, que está en malas condiciones, y que no es producto del estallido social, sino que viene desde mucho antes. La Serena se encuentra en un completo abandono, y eso es lamentable. Pero justamente es eso lo que me mueve a dar este paso, como también es el tema de la vivienda, donde vemos comités que están reclamando por ser postergados por años tanto en sectores rurales como urbanos y que hasta el día de hoy no encuentran una solución a ese problema».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre