Declaratoria de humedal urbano en el Río Elqui no es retroactiva, por lo que las obras podrían continuar: No se descartan otras acciones

0
54

Contrario a lo que circuló en algunos medios de comunicación, la declaratoria de humedal urbano al sector de la desembocadura del río Elqui no significa la inmediata paralización de las obras del conjunto Ipanema, de la inmobiliaria Isiete, ya que la resolución no es retroactiva. Vecinos seguirán buscando otras alternativas para detener el avance del proyecto, como lo son la Superintendencia del Medio Ambiente o la vía judicial, tal como pasó hace un tiempo atrás en Puerto Montt.

Hace cerca de un mes, LA REGIÓN había consignado que una iniciativa ciudadana buscaba que la desembocadura del río Elqui pudiera ser declarada como un humedal urbano, para que pudiera tener la protección ambiental que poseen estos sitios, medida que se concretará desde la próxima semana y que podría demorarse hasta seis meses en ser una realidad.

En este sentido, Ignacio Pinto, seremi (s) de Medio Ambiente, señala que «queremos indicar que a partir de la próxima semana, por oficio, la declaración de humedal urbano para la ribera del río Elqui, esto respondiendo a las legítimas demandas que se han manifestado por la construcción cerca al lugar, por lo que nos preocupa el daño que pueda generar al ecosistema y a la biodiversidad del sector».

«También hemos oficiado a la Superintendencia de Medio Ambiente para que se evalúe si es que existió algún tipo de elusión de los permisos ambientales y sectoriales que debiesen haberse aplicado o no en la construcción de este proyecto inmobiliario», añade.

Señala que «más allá de este proyecto puntual, la preocupación del Ministerio del Medio Ambiente y del gobierno en la región es poder declarar como humedal urbano la ribera del río Elqui, y ese va a ser un proceso que se inicia por oficio a partir de la próxima semana».

Agrega que «desde nuestro ministerio, con los antecedentes que se han recogido, de acuerdo a todos los trabajos que se han desarrollado con alianzas internacionales desde el año 2019, con los cuales podemos contar con mayores certezas, antecedentes técnicos y científicos, para delimitar exclusivamente ese lugar y dar certezas la inversión futura que se pueda desarrollar en ese sector y a los vecinos del lugar, que manifiestan su legitima preocupación por el daño que se pueda generar a la biodiversidad».

En cuanto a la tramitación, Pinto explica que tiene un plazo máximo de seis meses, «desde los antecedentes que hemos recogido, si bien es cierto, el municipio de La Serena ha entregado una declaración de intenciones a través de un oficio para poder declararlo como humedal urbano, hemos decidido que a partir de las facultades que tiene el Ministerio de Medio Ambiente, hacerlo lo antes posible, ojalá antes de los plazos que están delimitados por ley».

«Este sería el primer humedal urbano que tendríamos en la región y sabemos que además hay una preocupación especial de otras comunas que también están en tramitación, como el Culebrón y Pachingo, para poder entregar los antecedentes y generar otras instancias de este tipo en la región», sostiene.

Declaración no es retroactiva

La autoridad aclara que la declaración de humedal urbano no es retroactiva, por lo tanto no impide que se pueda continuar con este proyecto inmobiliario, «sin embargo desde el Ministerio del Medio Ambiente hemos oficiado a la Superintendencia para conocer si existió algún tipo de elusión en la normativa que permitiera la construcción de ese proyecto inmobiliario».

«Hay recursos que se están trabajando desde la gobernación regional y las organizaciones ambientales, desde el punto de vista judicial, para poder llegar a algún tipo de acuerdo con la empresa y evitar que el proyecto se construya, pero no está en las competencias del Ministerio del Medio Ambiente», sostiene.

Pinto comenta que, «desde el gobierno, lo que estamos analizando junto al Minvu es ver cuáles son los caminos que podemos seguir para evitar que esto tenga un daño irreparable al ecosistema del lugar, y obviamente estamos evaluando todas las alternativas a nivel ministerial para conversar con las carteras involucradas, considerando que este proyecto habitacional también tiene viviendas sociales».

«Hay otros caminos»

Rudy Vergara, vocero de la agrupación que defiende el humedal, respecto a la declaratoria señala que «es sumamente positivo, porque era inimaginable que se siguiera con algo que la parte científica venía exigiendo hace harto tiempo».

«Por otro lado, también informaron que no es retroactivo, por lo tanto, no se puede paralizar la obra del edificio Ipanema, que son 16 mil metros cuadrados, con un impacto fuerte, con la declaratoria de humedal urbano no se detiene eso… Para lograr detenerlo hay otros caminos, pero ya es un avance, así que estamos a la espera y seguimos en la lucha».

Por su parte, el concejal Félix Velasco comenta que es un primer paso para la región y un logro de los vecinos, «pero nos deja alerta que en este caso el Minsiterio del Medio Ambiente y el Minvu puedan ayudar en la solicitud del Estudio de Impacto Ambiental para paralizar las obras y que no siga la destrucción en ese entorno, que claramente es un humedal y no un relleno o un lugar de escombros, como señala al inmobiliaria, sin conocimiento de lo que pasa».

«Aún no se han paralizado las obras y ya hubo una destrucción, pero estamos conformes con el respaldo ciudadano, que es un bello humedal está en el ojo de todos, que nació por la preocupación de vecinos del Monte Aconcagua, y ojalá este sea el primero de muchos, porque falta el Culebrón, en Tongoy, Punta de Teatinos… Es un gran paso», concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre