El esperado debut de la árbitro Katherine Ramos

0
59

Lo hará este fin de semana en el partido del fútbol femenino de Deportes La Serena. Para ella es un anhelo. Y con experiencia de sobra, dice: dirigió infantiles, Tercera A y B y Anfa, donde se ganó el respeto y se encontró con los extremos: «Desde que conocen a tu mamá, hasta que te invitan a cenar, que quieren tirarte flores, que te piden el número de teléfono…», comentó.

El fin de semana será especial para ella. Incluso para quien resulte vencedor será secundario. Katherine Ramos será la protagonista. Porque será su debut como árbitro profesional en el partido que disputará el futbol femenino de Deportes La Serena ante Deportes Iquique.

Lo que antes era toda una novedad, hoy es una realidad. Un anhelo para esta madre que, debido a la pandemia, se encuentra cesante – era asistente de aulas en un colegio, trabaja con niñitas- y dedicada a la casa y al cuidado de su hija.

Pero siempre con un libro en la mano, estudiando el ABC del fútbol, y siempre, siempre, perfeccionándose, incluso cuando comenzó a jugar como arquera.

«En un comienzo era jugadora de fútbol, pero como no pude seguir, nació la idea de continuar desde el arbitraje, que era totalmente distinto, aunque remunerado, pues era un ingreso extra para el hogar y así partió todo…», cuenta.

La nacida en el sector de Varillar, en el Valle de Elqui, llegó a La Serena a bordo de la ilusión de quien viene a conquistar la gran ciudad. Y, gracias a su esfuerzo, lo está consiguiendo, dado que sus primeros pasos fueron en la Tercera División, luego en el fútbol infantil, «y ahora estoy en la ANFP, en el colegio de la Cuarta Región, y ya este fin de semana se cumple mi sueño», señala feliz, quien además cumple hoy 32 años.

Ansiedad

Los cursos los comenzó hace cuatro años y hace la diferencia, «pues uno es el nivel regional y otro, que es más profesional, que es FIFA, y que se realiza en Santiago. Nosotros hacemos el local, pero todos los años nos vamos perfeccionando, puesto que las reglas se van cambiando, se van modificando, así que debemos estar en un estudio constante».

Así partió como cuarto arbitro, luego asistente, «y ahora voy pitando, así que es mi debut como arbitro profesional y es el momento que estaba esperando. Es un sueño, y que me llegue esta oportunidad justo que mañana estoy de cumpleaños (hoy), de verdad que es pura felicidad…», avisa.

Por eso la preparación durante la semana ha sido full en gimnasios, pero principalmente en charlas constantes con sus otros tres compañeros, «además de la asesoría desde Santiago, de Mario Sánchez, que es nuestro jefe, y estar estudiando las reglas, el paso a paso, la indumentaria, en realidad que no nos falte nada. Nos dicen que estemos tranquilos, que es un partido más, pero obviamente uno no se lo toma como un partido más, ya que serán muchos ojos los que estarán sobre nosotros, y especialmente sobre mí, pues es mi debut».

Pese la ansiedad y nervios previos al partido, dice que la experiencia está y que fue ganada en el fútbol femenino hace un año, pero antes en infantiles, y en la Anfa, en el barrio, «entonces la experiencia la tenemos. Pero ahora es súper importante, porque estamos hablando de la ANFP, que es diferente».

Mucho respeto

Eso de que no es sensato que una mujer dirija partidos de hombres, ya no corre. Los tiempos cambiaron y bien lo sabe Katherine, quien reconoce «el respeto y la diferencia» que existe con el árbitro hombre.

«Obviamente que a algunos se les escapan algunos garabatos, pero uno los baja altiro: ‘tranquila, profe; no se le altere, profe…’».

Tampoco falta el pasado para la punta y el enamorado. De todo se ha topado Kathetine.
«Desde que conocen a tu mamá, hasta que te invitan a cenar, que quieren tirarte flores, que te piden el número de teléfono. Incluso hay otros que te defienden, entonces están los dos extremos».

Esta será su segunda fecha, pues en el anterior compromiso le tocó de asistente 2.
«Pero tampoco puedo asegurar que después del compromiso de este fin de semana me toque nuevamente arbitrar, ya que la oportunidad se la entregan a todos los compañeros para ir rotando».

Su anhelo es seguir creciendo. «Quien sabe si el día de mañana, por ejemplo, pueda dirigir el Fútbol Joven, que es la otra escala. Y quien sabe algún día un amistoso, algún partido profesional de varones, ya sea en la Primera B o en la A. Claro que para eso ya necesito irme a Santiago, a seguir los cursos. Sería una experiencia maravillosa si es que se llega a dar la oportunidad».

Actualmente Belén Carvajal está dirigiendo en Primera B, y es, como asegura Ramos, «una referente en estos momentos para todas, además de las dos asistentes que existen en la Primera A. Así que depende de uno, de la escala que uno vaya teniendo, y mientras más mujeres se pueden mostrar y ver que esto no es solamente para hombres, podemos cambiar mucho lo que es la visión. Sólo falta que más mujeres nos sumemos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre