«El hospital de Coquimbo ya está adjudicado, está en la toma de razón de Contraloría y esperamos que no tenga ningún bache»

0
148

Fernando Araos, subsecretario de Redes Asistenciales, en su visita a la zona conversó con LA REGIÓN respecto a detalles del traspaso del terreno de la ex Cordep a la empresa Acciona para la construcción del nuevo hospital de La Serena, además cuenta en que se encuentran los nuevos recintos de Coquimbo e Illapel, y como se está preparando la red para invierno, considerando que además del Covid, se esperan las enfermedades habituales de los meses fríos como el sincicial o la influenza.

En su primera visita en regiones, Fernando Araos, subsecretario de Redes Asistenciales, además de entregar los terrenos para el nuevo hospital de La Serena, aprovechó de conocer las realidades locales y los desafíos que enfrenta la región en materia hospitalaria.
«Como subsecretaria de redes tenemos desafíos muy importantes, primero el manejo de la pandemia, porque todavía estamos en pandemia y se nos viene por delante el inverno, y tenemos que seguir muy fuertemente con el mensaje de vacunación a la población» comenta.

¿Cómo están preparando el invierno, en donde se esperan otros virus aparte del Covid?
«Hemos estado realizando distintas estrategias para poder afrontarlo, porque a diferencia de años anteriores, ahora se proyecta que además del Covid vamos a tener todas estas enfermedades que antes del Covid eran habituales durante el invierno como el sincicial o la influenza, y en ese sentido para nosotros es importante enfrentar el invierno porque va a requerir no solo camas UCI adultos, que en la región de ha hecho un tremendo esfuerzo porque duplicarlas, situación que estamos manteniendo pero además vamos a potenciar las camas de intensivo pediátrico».

Y las atenciones retrasadas…
«El otro desafío que tenemos es el impacto que la pandemia ha tenido ha sido muy fuerte, sobre todo porque además de tener enfermos directos, hemos tenido pacientes que no se han atendido ni diagnosticado y para nosotros es importante recoger esto y recuperar esa actividad que se ha perdido en estos dos años, y para eso sabemos que debemos impulsar la inversión pública».

Para eso se concretó la entrega del terreno a Acciona para construir el nuevo hospital de La Serena…
«Vinimos presencialmente para la entrega del terreno a esa empresa que construirá el hospital, que de 280 camas al final va a contar con más de 668 camas, lo que significa una inversión pública grande de aproximadamente de $180 mil millones de pesos en la construcción de este establecimiento».

¿El diagnóstico de la situación hospitalaria de la región cómo la ve?
«Esta es una de las regiones que tiene un déficit de camas más importantes del país, y los estudios que se hicieron preinversionales para tomar esta decisión de hacer la reconversión, dotaba que en general el promedio de la OCDE es de 4,4 camas por cada mil habitantes, Chile tiene un promedio cercano a las 2 camas por cada mil, y la región de Coquimbo tenía 1,2 camas, esa es la brecha, por lo que es una de las regiones con mayor déficit de camas hospitalarias del país, y por eso que estos proyectos que llevan muchos años desarrollándose porque son cuantiosas, viene a diferencia de otros hospitales, con un aumento significativo de la dotación de camas, de especialidades, de recurso humano y especialistas para dotar a la región de mayor resolutividad».

En La Serena la concesión se la llevó Acciona y en Coquimbo un grupo chino, ¿este último en que está?
«El hospital de Coquimbo ya está adjudicado, pero como son cuantiosas los recursos públicos, tiene un proceso administrativo, que es la toma de razón de Contraloría que tienen que hacer la última revisión final después de haber hecho la licitación y adjudicación. Estamos todavía en ese proceso administrativo que esperamos que no tenga ningún bache».

El hospital de Illapel, que está más atrasado que el de Coquimbo o La Serena, ¿en qué está actualmente?
«Un proceso para construir un hospital es de muchos años, porque varias razones, porque implica estudios técnicos muy detallados, de especialidad no solo del punto de vista de la infraestructura, sino que de la red asistencial que está alrededor como los consultorios, las postas rurales, la población y cuánto crecerá. Cuando se hace una inversión pública no está pensando solo en el hospital, sino que hay una proyección de 20 o 30 años. Ese estudio se ha desarrollado, y salió del Servicio de Salud y está siendo analizado en el Ministerio de Salud, de ahí se va Desarrollo Social para la RS, está en ese periodo, y después de eso se ven los recursos sectoriales».

¿Cómo se toma el nombramiento, considerando que anteriormente el doctor Dougnac o Arturo Zúñiga tuvieron un protagonismo importante durante la pandemia?
«Me siento muy orgulloso que el Presidente nos haya solicitado formar parte de su equipo, llevo más de 10 años trabajando como funcionario público en donde tenía otros cargos como subdirector médico en el hospital San Borja Arriarán o como director del Samu metropolitano, en donde hemos tenido bastante relación con el ministerio. Lo que sí me ha dado mucha emoción es que al llegar al ministerio y en la región también, es ver la energía de los funcionarios y de los propios pacientes donde nos transmiten la esperanza de potenciar el sistema público y potenciar las brechas. Si bien en salud en estos años ha tomado protagonismo por la pandemia, también tiene una gran responsabilidad, y por eso queremos entregar una salud digna que es lo que nos preocupa».

Una de las propuestas de campaña es apuntar a una salud universal, ¿en la práctica cómo se piensa concretar?
«Nuestro plan de gobierno es muy ambicioso en la perspectiva de no solo ir apuntando hacia la universalización de la atención primaria, es decir, avanzar de manera sistemática en que los establecimientos y las atenciones puedan acceder todos en este país, hace poco votó en la Convención y uno ve hacia donde van los sistemas, y desde la OMS hay varias campañas donde los sistemas de salud como el nuestro deben tener a ser universales y que todas las personas puedan tener acceso y eso es lo que estamos convocados a trabajar».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre