En automotora de Reñaca encuentran auto robado bajo engaño en La Serena

0
3644

EN LA CONFIAZA ESTÁ EL PELIGRO, reza el viejo dicho, que en este caso viene como anillo al dedo.

El dueño de un auto de alta gama, avaluado en once millones de pesos, quiso ponerlo en venta y encontró un amable interesado que parecía una persona muy normal.

Convinieron en reunirse en la notaría para cerrrar el negocio, eso tras probar el vehículo y revisar antecedentes de parte del comprador, quien dijo ser de la zona y que tenía buena situación económica.

En la notaría hicieron entrega de los documentos a la funcionaria, y mientras eso ocurría, el comprador le pide al dueño las llaves del vehículo, argumentando que necesitaba dejar algo al interior.

Salió y nunca más fue visto

Hecha la denuncia en la PDI, se activaron los sistemas, y he aquí el desarrollo de los hechos y su desenlace:
Detectives de la Brigada de Investigación Criminal Vicuña recuperaron un vehículo entregado a un comprador que nunca pagó, a pesar del compromiso celebrado ante notario.

Un trámite para la compraventa de un automóvil marca Subaru, año 2014, avaluado en más de 11 millones de pesos, se realizó en la notaría de Vicuña. Hasta ese momento, parecía un negocio normal entre dos particulares, aunque solo quedó así en el papel.
Con el documento en mano y el compromiso notarial, el propietario pasó el automóvil y las llaves a la espera del pago, pero el comprador no apareció más y nunca habría entregado el dinero acordado en esta compraventa.

Al no responder los llamados, la víctima formuló la denuncia en la Brigada de Investigación Criminal Vicuña, por el delito de estafa. Los detectives de la unidad iniciaron una serie de procedimientos de análisis criminal para dar con el vehículo.

«En coordinación con la fiscalía local, pudimos realizar las diligencias necesarias para el seguimiento del automóvil, a partir del sistema de GPS que estaba activado. Al realizar el cruce de información con diversas técnicas de investigación policial, pudimos establecer su ubicación en el sector de Reñaca, en Viña del Mar, logrando la recuperación y entrega del vehículo a su propietario durante la semana», expresó el subprefecto Daniel Maldonado, jefe de la Brigada de Investigación Criminal Vicuña.

Con los detectives de la Brigada de Investigación Criminal Viña del Mar, se coordinó la entrega del automóvil a la víctima, aunque éste ya no estaba en poder del imputado.
Según antecedentes de la investigación, en una automotora otra persona habría comprado el mismo vehículo, pese a que estaba con encargo a nivel nacional.

 

Modus Operandi
«La forma de actuar que tienen estos estafadores es bien común. Concurren a las notarías a firmar los documentos y a hacer los trámites para formalizar el compromiso de compraventa, se llevan el vehículo y prometen hacer el depósito posteriormente, pero no se concreta el pago. Especialmente, aprovechan los fines de semana para realizar las transacciones entre particulares y en otros lugares del país», advirtió el jefe de la Brigada de Investigación Criminal Vicuña.

Desde la PDI alertan a la comunidad a ser precavidos para no ser víctimas de estas estafas, ya que puedan revisar bien los antecedentes de la contraparte, chequear la situación de los vehículos y realizar la denuncia en el cuartel más cercano para iniciar la investigación de manera formal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre