En concejo escolar extraordinario, apoderados del Kid’s World analizan crisis por la que atraviesan

0
87

En una reunión al interior del esta-blecimiento educativo del sector el Llano,
de Coquimbo, autoridades del colegio Kid’s World y representantes de profesores, apoderados y alumnos, debatieron sobre los conflictos que urgen al recinto.

Una seguidilla de graves denuncias provocó que padres no mandaran a sus hijos de cuarto básico a realizar la prueba Simce, poniendo sobre la mesa además otros casos de acosos y bullying que presuntamente no fueron tratados como corresponde, alegan los tutores.

A pesar de lo enrabiados que salían la mayoría de los padres asistentes al concejo escolar extraordinario, Luis Rojas, presidente del centro de alumnos del colegio Kid’s World, valoró la iniciativa, apostando a que remando todos hacia un mismo lado se sale de la crisis.

CENTRO DE PADRES

«Hubo un diálogo fluido y aclaratorio, donde se expusieron diferentes puntos de vistas y posibles mejoras con el propósito de ir resolviendo las problemáticas del colegio. En ese contexto es que estemos todos alineados tanto padres como alumnos, ya que es importante destacar que la educación de casa es clave en cuanto a valores. Pero sobre todo que el plan que salga sea acogido unánimemente por todos, ya que si uno no está de acuerdo, se cae toda la intención», dijo.

A las denuncias no se refiere, pues «son casos que están siendo investigados». Sin embargo, la realidad era otra. Luego del episodio que involucró el boicot a la trascendental prueba que evalúa conocimiento a los menores, las aguan continúan caldeadas en el colegio. Por cerca de dos horas y media hablaron cara a cara el director con papás y mamás, que tras la cita señalaron disconformidad.

Casos estremecedores que apuntan presunta negligencia del colegio, como el de una profesora indagada por bullying contra un estudiante TEA, motivo por el que el establecimiento fue sancionado con una multa, la acusación de dos madres a la Superintendencia por presunto acoso del inspector contra sus hijas, y la tardía suspensión de un joven de primero medio acusado de haber encerrado a una niña de 10 años en una sala.

«Sonó la campana y nos echaron del colegio, lo cierto es que todos los apoderados presentes expusieron sus casos, de acoso, hostigamiento, violencia escolar, donde el director defendió los intereses del colegio, mandaron a una representante de la sostenedora, ella nuevamente no dio la cara», alega una madre asistente.

Cuenta que el tiempo se hizo corto, pues no hubo muchas soluciones, solo diagnósticos repetidos, denuncian los padres a este medio. Solo rescataron el discurso de la subdirectora del colegio chico, miss Patricia Marín. «Ella se emocionó, ya que no sabía de todo el dolor que estábamos pasando los padres»

CÁMARAS DE
SEGURIDAD

Como soluciones, el director habría apurado que el otro año se instalen cámaras de seguridad en pasillos y salas. Hubo momentos de tensión, donde madres encararon la supuesta nula respuesta de parte de las autoridades del colegio. A este medio, Juan Guerra, director del recinto, aseguró que el año 2023 será codo a codo con los padres.
Se evidenció que hay muchos casos de acoso entre compañeros relacionados al bullying.
Hostigamientos que ya se salieron de control, con padres destrozados añorando ayuda. Estuvo también la voz de las madres que indican que el inspector general acosó presuntamente a sus hijas. Piden la salida cuanto antes del funcionario.

«Estamos luchando para que lo saquen, luego de ambas denuncias más encima lo ascienden y es inspector general, imagínate, si bien es cierto que lo de mi hija fue un caso puntual, es un secreto a voces en el colegio, todos saben que mira las piernas a las niñas», cuenta una de las madres afectadas.

Asistentes a la cita señalaron que por lejos el momento de mayor tensión fue cuando la madre que acusa irregularidades contra un niño TEA, básicamente contra una profesora, encaró a las autoridades.

Y es que el director había descartado el hostigamiento de parte de la docente, que tuvo que ser cambiada de colegio ante los supuestos malos tratos. Caso que le costó al colegio ser sancionado por la Superintendencia con la suma de 3 millones de pesos aproximadamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre