Industria turística de la región tuvo un respiro en vacaciones de invierno y mira con optimismo días venideros

0
47

En las semanas de vacaciones de invierno, el desconfinamiento y la disminución de casos de Covid-19 significaron un respiro para el sector del turismo, en donde la ocupación hotelera llego al 70%. Ahora los distintos gremios ya se preparan para Fiestas Patrias, esperando que la situación epidemiológica se pueda mantener estable.

Durante las vacaciones de invierno se ha notado una reactivación en el sector del turismo en la región, en donde se suma el pasado fin de semana largo.

Era cosa de dar una vuelta a los restaurantes de Avenida del Mar, había que esperar el turno. Ni hablar de Guanaqueros o Tongoy, donde la vida parecía volver luego de semanas y meses en que «penaban las ánimas».

En este sentido, unos 12 mil vehículos ingresaron por la aduana sanitaria de Pichidangui, que registró largas filas. Además, la ocupación hotelera llegó al 70%, cifra que no se registraba hace varios meses.

Marcos Carrasco, presidente regional de la Multigremial y de Hotelga, señala que «en relación a las vacaciones de invierno, han sido un par de semanas muy buenas, hemos tenido una gran afluencia de público, estamos muy contentos con el resultado de estas dos semanas y eso nos permite proyectarnos para septiembre, en que sin lugar a dudas esas semanas van a ser muy potentes por Fiestas Patrias».

«Estamos muy contentos con lo que ha sucedido en vacaciones y por el pase de movilidad, y con la posibilidad que lleguen los turistas a la región de Coquimbo», agrega.

Puntualiza en que «respecto a septiembre, vemos con muy buenos ojos y estamos muy optimistas que será un preámbulo del verano, como siempre lo han sido las Fiestas Patrias, y creo que es importante para nosotros poder ir recuperando las grandes pérdidas que hemos tenido en este año y medio de pandemia».

Consultado por las expectativas, señala que «son bastante positivas, nosotros seguimos trabajando al interior de nuestro gremio para ir buscando todas las soluciones, trabajando con los protocolos, traspasando a nuestros colaboradores la información que nos llega desde la autoridad sanitaria».

«Estas dos semanas nos hacen pensar que el verano será muy fuerte, creo que la baja de contagios ha sido bastante notoria y eso muy positivo, sobre todo el hecho que tengamos inoculadas en la región ya un 80% de las dos vacunas, lo que nos permite recibir a un turista con seguridad», sostiene.

Añade que «esperemos que pronto pasemos a un horario extendido del toque de queda, y eso nos tiene bastante contentos, ya que vamos a poder trabajar un par de horas más, y es positivo, porque si analizamos el costo nuestro en cuanto a los gastos fijos, nos va a beneficiar considerablemente, porque las personas no estaban acostumbradas a salir a comer a tan tarde».

Escenario esperanzador

Por su parte, Laura Cerda, presidenta de la Cámara de Turismo de la región, si bien aclara que aún no cierran las estadísticas formales, por cuanto este fin de semana permanece el movimiento, «sin embargo, se ha mantenido la ocupación en los sectores de los valles, tanto de Elqui como de Limarí y Choapa, en la conurbación La Serena-Coquimbo, el casco histórico, el centro de La Serena y balnearios de la región, bordeando una capacidad de ocupación de hasta un cien por ciento en algunos de los establecimientos tradicionales y otros a un 70%».

«Lo que indudablemente es muy bueno y esperanzador, pensando que esto podría ser el pulso de lo que se viene de aquí al resto del año, incluyendo la temporada estival 2022», agrega.

Concluye que «pensamos que en el marco sanitario de inmunidad que se está presentando, deberíamos ir avanzando con confianza a la apertura total. Teniendo en consideración mantener los protocolos de prevención en pos de alcanzar esta tan añorada normalización de nuestras vidas».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre