Los llamativos abrazos entre árbitros y miembro de Coquimbo Unido que generan suspicacias en la U

0
152

El ex árbitro Francisco Caamaño, actual PF de Coquimbo Unido, saludó afectuosamente a Juan Lara, quien tuvo un opaco desempeño en el duelo ante Universidad de Chile.

Una escena que generó por lo menos suspicacias, es la que protagonizó el cuerpo arbitral del partido entre Coquimbo Unido y Universidad de Chile, liderado por Juan Lara y Francisco Caamaño, actual preparador físico del conjunto ‘Pirata’.

Caamaño, quien hasta hace unos meses fue PF de la Comisión de Árbitros de la ANFP, se acercó a la terna arbitral liderada por Juan Lara, minutos antes del comienzo del encuentro entre azules y piratas en el estadio Francisco Sánchez Rumoroso.

Según algunas fotografias publicadas por Redgol, Caamaño abrazó cariñosamente a sus ex colegas, lo que en la U no fueron vistos con buenos ojos después de la derrota 2-1 donde Lara tuvo un cuestionado cometido.

Esta no es la primera vez que la presencia de Caamaño levanta sospechas en los clubes del fútbol chileno. El año pasado hubo reclamos por una supuesta influencia de Caamaño sobre jueces como José Cabero, quien en un duelo ante Cobresal conminó a Francisco Gilabert a echar pie atrás en su decisión de cobrar penal a favor de Cobresal en un duelo clave por el descenso, precisamente ante Coquimbo Unido.

Y si bien en La Cisterna saben que nada les devolverá los tres puntos que perdieron ante los Piratas, no quieren dejar pasar lo que califican como un “pésimo” arbitraje. Desempeño que comenzó mal, cuando el juez abrazo efusivamente al preparador físico de los locales, Francisco Caamaño, quién hasta hace poco trabajaba junto a la Comisión de Árbitros de la ANFP.

Luego, aseguran en la U, el primer gol de Rodrigo Holgado estaba viciado pues su habilitador -Benjamín Chandía- habría recuperado la pelota con falta sobre Juan Pablo Gómez (empujón desde atrás). Un poco antes, eso sí, el anfitrión se pudo quedar con diez hombres o al menos con uno de ellos condicionado si Leiva hubiera amonestado a Dylan Glaby por un fuerte codazo

Otra jugada que tampoco recibió la sanción que correspondía, insisten en el CDA, fue cuando Luciano Cabral golpea la mano de Cristóbal Campos, cuando el arquero estudiantil iba a jugar rápido la pelota, e impide la reconversión del Romántico Viajero. Cabral ya tenía amarilla por lo que debió ser expulsado.

Por último, los mandamases del equipo de Azul Azul creen que el colegiado falló en reiteradas oportunidades, pues el VAR no intervino en ninguna de las jugadas polémicas. Según advierten desde La Cisterna, los cobros pudieron cambiar el destino del partido cuando Diego Sánchez golpea en la cara a Nicolás Guerra en los descuentos y ni siquiera se revisa la jugada para ver si era o no penal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre