Municipios de Coquimbo y La Serena suman fuerzas para despejar centro del comercio ilegal

0
396

Este lunes los alcaldes Alí Manouchehri y Roberto Jacob tendrán una reunión de urgencia con el delegado Presidencial, Ignacio Pinto. «No podemos permitir que ande gente con prontuario en las calles y que, más encima, nadie se atreva a hacerles nada», dijo el edil serenense.

Dos vendedores ambulantes detenidos, tras nuevas agresiones a inspectores municipales en el centro de La Serena. Fue el jueves.

En Coquimbo, manifestaciones y cortes de calles. Hechos habituales en la conurbación. Y desde hace años, pues el comercio ambulante es un dolor de cabeza para el municipio y los alcaldes de turno.

En La Serena, una querella contra los agresores ¿Será suficiente?
«Si no las presentas, salen a los dos días en libertad, así que vamos a ejercer toda las facultades que nos permite la ley contra estos delincuentes, que agreden con piedras, cuchillos y con todo lo que tienen a los inspectores», señala molesto el alcalde Roberto Jacob.

Reuniones, mesas de trabajo. Coordinaciones. Pero todo sigue igual.
«Carabineros nos presta apoyo cuando puede, pero resulta que acá debe haber permanencia, ya que no sacamos nada con estar un día y después a los cuatro días volver. En el fondo es perder el tiempo, porque hay que copar el centro, tener fuerzas policiales estables. Debe estar Impuesto Internos, el Gobierno, la PDI, Carabineros, todos los que están involucrados en este tema», agregó.

Desde Coquimbo, David Díaz, director de Seguridad Pública del municipio, admite que «debemos ocupar una estrategia distinta, que es el levantamiento de la información para saber quiénes son esos ambulantes, y si además de ser ambulantes tienen puestos establecidos, si están dentro de un porcentaje de vulnerabilidad…».

Para eso, una reunión extraordinaria este lunes entre ambos ediles y el delegado Presidencial, Ignacio Pinto.

«Con el alcalde Jacob y Gonzalo Arceu -director de seguridad ciudadana del municipio de La Serena-, estamos citados el día lunes junto al delegado Presidencial para definir la modalidad que nos permita asegurar un éxito en esta diligencia, y eso va enfocado al levantamiento de información, perfilar a las personas, saber si lo necesitan o no, puesto que en el centro de Coquimbo, por ejemplo, nos hemos encontrado con personas que tienen locales establecidos…».

Esta reunión es de coordinación para la conurbación, «donde ambos alcaldes tienen la firme convicción de que queremos un centro despejado y para proteger el comercio formal, que paga patente y entrega empleo».

Se creen dueños

Corridas, amenazas, alguno que otro empujón y, sobre todo, muchos nervios. La situación en las calles de La Serena y Coquimbo, especialmente en Cordovez y Aldunate, respectivamente, se repite toda vez que el municipio despliega operativos para requisar la mercadería que los ambulantes ilegales ofrecen.

«Se creen dueños de las calles y eso no podemos permitirlo. Por eso hago un llamado a todas las autoridades que tienen competencias, especialmente a las policías. No podemos permitir que ande gente con prontuario en las calles y que, más encima, nadie se atreva a hacerles nada. Estoy decidido, junto a los inspectores, a pesar de todo lo que les ha pasado, a actuar y tratar de limpiar de alguna manera nuestro casco histórico», asegura Jacob.

En tanto, David Díaz cuenta que desde que llegaron al municipio que registraron a los ambulantes y estos son 196.

«A todos les ofrecimos el Parque O’Higgins, pero no quisieron. Y se los ofrecimos a título gratuito. También capacitación, fomento productivo, formalización y dignidad, porque hoy están vendiendo en un paño en el piso y en el Parque O’Higgins es con toldos, mesas y baños. Hay que agregar que existen 2 mil solicitudes de vecinos y organizaciones que sí quieren ir al parque y les hemos dicho que no para llevar a los ambulantes».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre