Para gremios del turismo es una «reactivación» y «positivo» el permiso de vacaciones

0
41

Empresarios aseguran que alza de contagios se concentran en grupos familiares y no precisamente con la llegada de los visitantes a la región. Esto, luego que la Fenats anunciara un recurso legal para limitar la llegada de turistas.

El permiso de vacaciones sigue preocupando. Y no sólo a la población, sino que también a los gremios de la salud. Como la Fenats (Federación Nacional de Trabajadores de la Salud), quienes aseguraron, incluso después de una reunión con la senadora Adriana Muñoz, que buscarán a través de un recurso legal de protección limitar la llegada de turistas a la región con el fin de no expandir los casos de coronavirus y proteger tanto al personal de la salud como a la población en general.

Por cierto, declaraciones que no tomaron de buena manera en el gremio del turismo, ya que creen que «el núcleo de los contagios, lamentablemente, se produce principalmente en la conurbación, en los sectores aledaños a La Serena y Coquimbo, y no precisamente en el caso de turistas», afirmó Marcos Carrasco, presidente de Hotelga.

Esto, porque desde que llegó la pandemia a la región no lo han pasado bien. Como gremio han sido los más perjudicados por las medidas adoptadas por Salud, principalmente con la cuarentena.

Por eso, afirma Carrasco, «el estigma que recae en nuestro sector tenemos que cambiarlo, porque las señales para nuestros turistas vendrían siendo lapidarias, y también para todas las familias que nos toca trabajar en este hermoso rubro».

Coquimbo es la cuarta región con más permisos solicitados y eso, aseguran los especialistas en la materia, puede traducirse en un colapso en un par de semanas más.

BARRIO DEL MAR

Sin embargo, María Antonieta Zúñiga, gerente de Barrio del Mar, aclaró que durante meses el sector turístico, en conjunto con las autoridades, «se ha preparado implementando los protocolos sanitarios y capacitando a toda la fuerza laboral para su buena aplicación, en el entendido de que debemos resguardar la salud de nuestros clientes y turistas, pero por sobre todo de nosotros mismos, porque de lo contrario la reactivación económica no sería posible».

Cómo gremio, advirtió Zúñiga «seguiremos trabajando fuertemente en la aplicación correcta de los protocolos y comprometidos con la población local y con los turistas que prefieran la región, promoviendo el respeto hacia las medidas preventivas, así como también el llamado a la programación del retorno seguro».

Una reactivación

En el trascurso de la pandemia, con más de 10 meses de funcionamiento interrumpido, la temporada estival 2020-2021 asoma como «estratégica» para levantar al sector turístico, que aporta el 8,8% del PIB regional y genera 21 mil empleos.

Por ejemplo, Jorge Forconi, presidente de la Asociación de Restaurantes de Peñuelas, dijo que «encontramos positivos los permisos de vacaciones, pues vamos hacia una reactivación, ya que en el sector tenemos a 179 familias que dependen de nosotros, y hoy me enorgullece decir que vamos por 300 trabajadores en el sector. Hemos duplicado la cifra y un poco más».

Juan Pablo Hernández, gerente de Hacienda Santa Cristina (valle de Limarí), plantea que la responsabilidad de cumplir las normas no solamente recae en aquellos visitantes, sino también en los propios empresarios y residentes de las ciudades para mantener las medidas de distanciamiento, el lavado de manos y cubrirse en todo momento con mascarillas, entre otras.

«La responsabilidad es de todos. Nosotros como empresarios turísticos estuvimos más de 8 meses cerrados, pero trabajando con la autoridad nacional y regional para poder acatar las normas establecidas. Muchos empresarios invirtieron recursos para que sus locales estuvieran acordes para atender en pandemia».

Reconoció que «nuestro sector están trabajando hasta las 20:00 horas en algunos locales, la mayoría hasta las 19:00 horas, así permitimos que los trabajadores vuelvan temprano a sus hogares y que los clientes respeten los protocolos. Estamos todos poniendo un granito de arena para llevar este paso a paso».

Rina Erler, dueña de Casona Distante (Paihuano) refuerza que «como empresarios hemos sido súper responsables, porque en la medida que nosotros nos cuidemos, y lo hagamos con nuestros visitantes, vamos a poder seguir ofreciendo nuestros servicios».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre