Presentarían demanda colectiva en Tribunal Ambiental de Antofagasta para salvar al Teatro Centenario

0
2019

Recinto de propiedad del arzobispado, construido en los años 50 dentro del Plan Serena, fue arrendado a un empresario local por 20 años para explotación comercial.

La organización Teatro Centenario Nuestro Legado busca impedir -con más de mil firmas- que el edificio sea ocupado para otros fines. «Hoy lo que menos necesita la ciudad es otro mall chino. Creo que sacrificar un teatro para eso es una locura», avisaron.

Fue el año pasado cuando gente vinculada al arte y la cultura, pero también arquitectos y diseñadores, decidieron empezar una obra histórica: recuperar el Teatro Centenario.
Esto porque muchos edificios que tuvieron su momento de esplendor hoy han sido olvidados con el paso del tiempo.

Para ello, formaron la organización Teatro Centenario Nuestro Legado, que a la fecha ha puesto dos demandas para evitar que el edificio, arrendado por el arzobispado -dueño del terreno- a un empresario local por 20 años, sea utilizado con otros fines.

«El objetivo de esta organización es la recuperación del teatro, que ojalá no se pierda y que recupere el brillo de otras épocas», cuenta Antonieta Pinto Alfonso, miembro de la agrupación.

Que no se pierda

El teatro, ubicado frente a La Catedral, en la esquina de Los Carreras con Gregorio Cordovez, en La Serena, entre los años 2000 y 2007 tuvo siempre arriendos eventuales y desde 2007 hasta 2017 recién un arrendatario fijo, que finalizó en octubre de 2018.

Luego licitaciones que por diferentes motivos se fueron cayendo, hasta que en noviembre de 2019 se acordó el arriendo definitivo por espacio de 20 años.

«En realidad no nos interesa quedarnos con el teatro, sino que buscamos que no se pierda y que siga como teatro, puesto que se han destruidos otros edificios, y si bien las gestiones anteriores no eran las mejores, creemos que no nos podemos quedar de brazos cruzados», señala.

Agrega que «todos queremos un futuro mejor, y sin cultura La Serena se transformará en una ciudad apática. ¿Se pude perder el teatro? Sí, pero esa es la lucha que tenemos y ahora vamos por la segunda demanda, ya que la primera fue el año pasado».

Explica Antonieta que el primer requerimiento fue en enero del año pasado, cuando se le arrendó a esta empresa de telas (Sociedad de Inversiones Alta Cruz Ltda).

«Ahí fue la primera alerta y ahora viene la segunda, donde ya tenemos casi 800 firmas y esperamos superar las mil. Estas se han juntado en diferentes actividades que se han desarrollado y no sólo con gente de La Serena, sino que también a nivel regional, pues esto nos convoca a todos. Se pierde el teatro y perdemos todos, Chile pierde».

Reconoce que las más de mil firmas son para presentar una demanda colectiva en el Tribunal Ambiental de Antofagasta. «Esta demanda es más grande y es para evitar que el teatro se transforme en una tienda de telas. O sea, ¿un teatro en la Plaza de Armas transformado en una tienda? Por eso no nos podemos quedar sin hacer nada. Para eso hemos contado con un abogado nos apoyará. Así que vamos súper bien encaminados con el asesoramiento que necesitábamos».

Desde el punto de vista patrimonial, aclara que se puede presentar una demanda por daño ambiental, y para que esta acción judicial sea efectiva se requiere la mayor cantidad de firmas y también el apoyo de todas las personas.

«Buscamos que el teatro no deje de ser lo que es, un teatro. Es una demanda potente y podemos detener que se le arriende a una empresa que no está vinculada a la cultura. Hoy lo que menos necesita la ciudad es otro mall chino. Creo que sacrificar un teatro para eso es una locura».

Desean que pueda ocurrir lo mismo que en tras ciudades, donde muchas empresas sí se hacen cargo de estos centros y velan por la cultura.

Por lo pronto, no han tenido reuniones con la empresa, pero sí con el arzobispado, «y nos decían que primero lo ofrecieron al Gobierno Regional, pero ello no lo quisieron. También al ministerio de la Cultura y dijeron que sí, pero que no pagaban arriendo, pues finalmente lo que ellos quieren es el dinero…».

En tanto, el Cine Centenario siguen en pie como documento de una época dorada en la cultura serenense y regional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre