Robos de cables se duplican en la región de Coquimbo

0
188

Este último tiempo, seis comunas han sufrido robo, y por ende han quedado 20 mil clientes sin energía, y solo por reponer líneas son entre 4 y 6 horas. «Como CGE consideramos que este delito ya no es un perjuicio para la compañía, sino que de seguridad pública», dijo Alejandro Aguilera, gerente CGE Coquimbo.

Si bien el robo de cables es de larga data, este último tiempo ha aumentado de manera explosiva y no solo a nivel nacional, sino que también regional. A modo de ejemplo, hasta mediados de septiembre se habían producido más de 20 robos de cables en seis comunas: La Higuera, La Serena, Coquimbo, Ovalle, Punitaqui y Monte Patria.

Este ilicito, según datos entregados por CGE, ha dejado como saldo sobre 20 mil clientes sin energía (un cliente es una casa, aunque también hay clientes como industrias y Servicios Sanitaros Rurales). Además, durante estos robos han sustraído más de 30 kilómetros lineales (entre monofásico y trifásico, por lo que en total son casi 100 kilómetros de cable de cobre) lo que ha implicado más de 300 horas sin suministro.

Por ejemplo, en el último hurto en Guanaqueros sustrajeron 3 kilómetros de línea trifásica (hay que multiplicar por 3) y dañaron 21 postes, dejando un perjuicio cuantificado en 36 millones de pesos.

En relación con los tiempos de reposición, éstos varían. Sólo por reponer líneas son entre 4 y 6 horas. Pero como a veces también dañan postes, los tiempos totales oscilan entre 8 y 10 horas desde que comienzan a trabajar las brigadas, que en casos como La Higuera llegan 3 o 4 horas después, puesto que el equipo debe esperar la información que hace la brigada de inspección, que parte desde La Serena y evalúa la magnitud del daño.

Justamente es el alcalde de la comuna de La Higuera, Yerko Galleguillos, quien «lamenta lo que nos ha tocado vivir en el último tiempo, pues no solo ha afectado a nuestra comuna, sino también a varios sectores de la región. Con un prolongado tiempo sin energía eléctrica en la red domiciliaria de cientos de casas».

Sin embargo, asegura que «como municipio estamos realizando todas las gestiones posibles para tratar de encontrar una pronta y definitiva solución al robo de cables por medio de un trabajo en conjunto con distintas instituciones, lo que a la fecha nos ha permitido disponer de equipos electrógenos en sectores como Punta de Choros, La Higuera y Caleta Los Hornos. Esta labor asociativa con CGE permitirá a futuro disponer de otros grupos de respaldo en sectores rurales para el resguardo de nuestros vecinos y vecinas en caso que situaciones de esta naturaleza se vuelvan a repetir».

Seguridad pública

Por todo este impacto es que se solicitó a la seremi de Energía, María Castillo, reactivar la Mesa de Robo de Cables para establecer protocolos y acciones tendientes a prevenir este tipo de delitos y a perseguir a los responsables que actúan bajo total impunidad, por lo que el llamado es «a colaborar entregando antecedentes que permitan complementar las investigaciones que lleva adelante el Ministerio Público».

Mientras que Alejandro Aguilera, gerente zonal de CGE Coquimbo, manifestó que «como CGE consideramos que este delito ya no es un perjuicio para la compañía o un problema técnico, sino que de seguridad pública, porque los principales afectados son las personas».
«Pues se perturba fuertemente la calidad de vida de miles de familias que dependen de la energía para sus labores cotidianas», concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre