Se hará un «Apagón del valle» para medir contaminación lumínica en ciudades de Andacollo y Vicuña

0
126

– La Primera Mesa de Trabajo por el Cuidado de los Cielos Nocturnos de la Región de Coquimbo acordó una actividad demostrativa de la importancia de proteger el cielo más limpio del planeta para observaciones astronómicas y protección de la biodiversidad.

La astronomía concentra el 51% de la oferta nacional de astroturismo, con 15 observatorios de este tipo y 5 de los más importantes observatorios astronómicos científicos del planeta, entre ellos, Cerro Tololo, Las Campanas, Gemini Sur y La Silla; condiciones que han permitido a la zona convertirse en el Primer Santuario Internacional de Cielos Oscuros (Unión Astronómica Internacional y la Asociación Internacional de Cielos Nocturnos – Gabriela Mistral), teniendo al Parque Nacional Fray Jorge como una Reserva Starlight (primera en Sudamérica y cuarta a nivel mundial), certificaciones por las cuales el cielo nocturno de la región es visto como un patrimonio inmaterial de la humanidad.

La Gobernadora Regional, Krist Naranjo, dijo que se está haciendo un seguimiento para proteger el cielo «a un nivel con la UNESCO (…) sabiendo que son cielos limpios que nosotros debemos cuidar, proteger y potenciar a nivel regional. También estamos realizando una planificación más estructurada en cuanto al turismo donde el turismo astronómico es parte potencial. Hemos sugerido a la mesa poder incorporar algunas otras comunas que puedan sumarse a la iniciativa, además de Andacollo y Vicuña, incorporando a Monte Patria, Combarbalá, Río Hurtado y otras zonas con potencial en este aspecto».

APAGÓN DEL VALLE

Si bien en Chile existe una norma que intenta proteger la oscuridad del cielo nocturno de la contaminación lumínica, lo cierto es que mediciones han demostrado que poco se respeta ante una casi inexistente fiscalización.

Pedro Sanhueza, director de la Oficina de Protección de la Calidad del Cielo del Norte de Chile, señala al respecto que «existiendo normativa y legislación basada en medio ambiente – de hecho este viernes se espera la tercera norma lumínica a través del Consejo de Ministros – lo que hace necesario y conveniente (que esta mesa) no es solamente cumplimiento de norma. Es involucrar a las comunidades, a los pequeños negocios, unidades productivas más bien pequeñas, que se cuelguen más fuertemente de este cielo estrellado óptimo que tenemos en la región y le saquen un provecho para beneficio económico de nuestra propia población».

Para ello se hará una demostración de la necesidad de bajar la contaminación lumínica el próximo 24 de enero en las ciudades de Vicuña y Andacollo, entre las 22.00 y 22.45 horas para lo cual habrá coordinación en seguridad.

Una iniciativa que permitirá medir cómo afecta la luminosidad artificial del alumbrado público a través de su color, condiciones de instalación o niveles de intensidad, ya no tan solo en el cielo nocturno sino que, también, en la biodiversidad y en la salud de las personas.

De acuerdo a la Secretaría Regional Ministerial de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, la expansión urbana e industrial ha ido afectando progresivamente las competencias astronómicas científicas y turísticas presentes en la zona. El observatorio turístico Collowara, en Andacollo, se ve afectado por fuentes de luminosidad provenientes de la propia comuna, de La Serena y Coquimbo, de la minera Carmen, de Ovalle, Vicuña e incluso, a lo lejos, de la Región Metropolitana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre