Sigue la condena pública tras las agresiones a funcionarios en Cesfam de Las Compañías

0
51

Este miércoles, el consultorio Raúl Silva Henríquez atendió de manera normal y para que situaciones como la del martes no vuelvan a suceder, desde la Corporación Municipal advierten un plan de acción, además de «perseguir desde el punto de vista judicial este tipo de acciones».

Entran y pretenden que los atiendan rápido e incluso antes que a otros pacientes. Llegan con un familiar grave y presionan por su curación…

Como esas, muchas otras situaciones gatillan la violencia contra los médicos, enfermeros y el resto del personal de los Cesfam, como el Raúl Silva Henríquez de Las Compañías, por ejemplo, que este martes, cerca de las 10.30 horas, sufrió la agresión de seis de sus funcionarios.

Un ataque que se viralizó por redes sociales y que, por ende, mantuvo sus puertas cerradas durante todo el día. Sin embargo, ayer todo volvía a la normalidad. De hecho, un cartel daba la bienvenida: «Trabajemos juntos por una mejor salud».

Rodrigo Soto, director del Cesfam, lo mira y dice: «Sí, el llamado es a trabajar en conjunto, porque nosotros nos hemos caracterizado por una atención humana, cercana a la comunidad y sabemos que la gente, la comunidad, está con nosotros».

Incluso, y pese a la gravedad del hecho, el médico dice que «estas situaciones que ocurren son de personas particulares, hechos aislados, pues en general la comunidad sabe cómo trabajamos y está contenta con la atención».

Para quienes estuvieron presentes al momento de la agresión, fue una situación traumática. Para los profesionales especialmente, que repercutió en pacientes. Incluso en una guardia. En los usuarios.

«Lo que pasa es que las agresiones verbales son pan de cada día en este Cesfam y me imagino que en otros es lo mismo», cuenta una madre que esperaba el turno para la atención con su hijo.

Pese a la complejidad del sistema y de la salud pública, que por lo demás es un tema país, Soto advierte que «hay cosas que siempre se pueden mejorar, que siempre se pueden hacer, y que tampoco hay justificación para la violencia, pero como funcionarios de la salud tenemos el compromiso de trabajar con la comunidad y por la comunidad».

Reconoce el profesional que existe la instancia oficial, con su oficina de informaciones, donde cada usuario puede hacer su reclamo, requerimiento y tiene un plazo legal de 15 días para entregar una respuesta por escrito.

«Nosotros nos encargamos con un equipo de revisar cada una de las solicitudes y entregar una respuesta lo más oportuna posible, y además hacer un análisis de todas las respuestas para realizar los cambios que se requieran según los que nos hayan hecho llegar.».

Tras lo ocurrido, manos a la obra: Un plan de acción para cuando ocurra algún episodio, registrar los casos, y asegurar que los empleados que denuncien no sufran represalias.
Así lo aclaró Ernesto Velasco, secretario general de la Corporación Gabriel González Videla, que ayer nuevamente llegó al lugar para entregar el apoyo al director, profesionales y funcionarios del Cesfam.

«Nada justifica una situación de esa naturaleza, así que vamos a perseguir desde el punto de vista judicial, este tipo de acciones. Por eso vamos a presentar una querella contra los que resulten responsables y, por otro lado, tomar alguna medida de carácter preventivo no sólo para cautelar la seguridad de las y los funcionarios, sino también de los usuarios del Centro de Salud Familiar».

Afirma que «se han contratado más guardias en materia de seguridad, se ha aumentado lo que es la vigilancia, donde se ha pedido a seguridad municipal que intervenga en los horarios punta de manera preventiva. Tendremos presencia de más móviles y con Carabineros lo propio. Además, se ha incorporado un botón de pánico en los box y entrada para que los funcionarios, ante cualquier situación, tengan una alarma para poder visibilizar el hecho. Lo propio en lo que respecta a mejorar las cámaras de seguridad en lugares interiores, para que de esta manera permitan tener medios de pruebas ante situaciones de este tipo».

Insiste Velasco en que esta situación no es solamente un tema contra quienes resulten responsables, sino que «es para entregar seguridad a todos los usuarios que llegan al Cesfam, pues toda persona que no tiene nada que ver con esta situación su vida se vio alterada y emocionalmente se encuentran afectados. Por cierto, a las y los funcionarios entregarles una atención socioemocional y de contención frente a una situación de este tipo, más allá de lo que respecta a un punto de vista médico».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre