Tribunal Ambiental aprueba conciliación de macheros y GTD por fibra óptica en el mar

0
137

La conciliación contempla 11 medidas que deberá ejecutar la empresa GTD con un costo de $ 331 millones, entre estudios y programas de conservación del banco de machas, esto tras una demanda hecha por sindicatos de pescadores y mariscadores de Caleta San Pedro y Peñuelas en el Primer Tribunal Ambiental, por el daño ambiental que habría ocasionado el cable de fibra óptica que instaló en el sector la compañía de telecomunicaciones.

La historia se remonta a fines del 2019, cuando una gran varazón de machas sorprendió a los sindicatos de pescadores, buzos y mariscadores de Caleta San Pedro, en La Serena, y de Peñuelas, en Coquimbo, quienes habían culpado a la empresa GTD por la instalación de un cable de fibra óptica en la playa El Lápiz, al norte de la capital regional.

Motivo por el cual los pescadores acudieron al Primer Tribunal Ambiental para demandar el daño ambiental que habría tenido efectos sobre el banco de machas, una de sus principales fuentes de trabajo, según habían declarado en aquella oportunidad, hecho que se concretó en octubre del 2020, en donde se realizaron los respectivos alegatos e incluso hubo una inspección submarina a cargo de la Brigada de Delitos Medioambientes de la PDI en la playa El Lápiz en Caleta San Pedro.

En la demanda, los gremios explicaban que existen elementos para estar en presencia de un daño ambiental, ya que señalan que hay un deterioro o menoscabo inferido al medio ambiente, «en este caso en particular, el carácter ambiental que caracteriza a los bienes afectados (ecosistema marino, suelo, subsuelo y actividades económicas), es indiscutible que atendiendo todo aquello narrado previamente, que este primer elemento se encuentra inmerso en la situación acaecida».

En su demanda, señalan que pedían el retiro absoluto del cable de Fibra Óptica Submarina del subsuelo marino en el lugar donde se encuentra, de modo que se restablezca la calidad que tenían antes de la instalación del cable. Además de la realización de investigaciones que permitan generar la información necesaria para la restauración integral del ecosistema afectado. Con dicha información se deben implementar medidas especiales de compensación para el resguardo de las especies afectadas como consecuencia de la pérdida de su hábitat.

Los once puntos
de la conciliación

Tras los alegatos, el Primer Tribunal Ambiental dio a conocer que aprobó la conciliación entre los pescadores y GTD, con once puntos que estarán a cargo de la compañía de telecomunicaciones y que tienen un costo de $ 331 millones.

Dentro de los puntos está una mesa de diálogo y coordinación pública-privada entre el Estado, empresa y pescadores, que será convocada por GTD para fijar un plan de trabajo, que tendrá un costo monetario de 3 millones de pesos.

La segunda medida consiste en una gobernanza para el manejo adaptativo del banco de cultivos, que tendrá como objetivo revisar y aprobar la propuesta del plan de manejo, que deberá ser implementada en un plazo de seis meses, cuyo valor se estima en un millón de pesos.

Con un valor de $ 40 millones está considerada la creación de un plan de protección y manejo sustentable del recurso, en donde las partes acordaron que será la UCN quien deberá definir el contenido y el alcance.

Otro de los puntos acordados en la compensación por daño ambiental, avaluado en $ 60 millones de pesos, es que GTD deberá contratar los servicios de la UCN para la ejecución de la línea base en un plazo de un año.

Además, GTD deberá desarrollar un estudio bioecológico del recurso macha en el área de manejo, en un plazo de 15 meses, con un costo estimado de 76 millones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre