200 puntos de diferencia entre establecimientos municipales y colegios privados en la región

0
7

Conocido es que en la región existieron cinco puntajes nacionales en la PSU, de los cuales sólo uno de ellos pertenece a la educación particular privada y los restantes a la subvencionada. Sin  embargo, la brecha entre establecimientos municipales y particulares sigue siendo amplia, la cual alcanza los 200 puntos de diferencia.

Muestra de ello es que en la pasada Prueba de Selección Universitaria, los colegios municipales de la región sólo promediaron 431 puntos en la ponderación entre matemáticas y lenguaje, a diferencia de los particulares subvencionados que alcanzaron un total de 493 puntos y la educación privada que promedió 631.

El mayor puntaje de la educación municipal lo obtuvo Marcelo Bravo, alumno de 17 años del colegio José Manuel Balmaceda de La Serena, el cual se mostró crítico del nivel de conocimientos que midió la PSU y la predisposición de los alumnos de colegios municipales con respecto a la educación.

Para el estudiante, «en la zona norte, la región se encuentra en buen nivel, sin embargo si lo trasladamos a las demás regiones andamos bajo. Es que los alumnos son poco motivados y no comprenden la importancia de la educación», afirmó.

Con respecto a la PSU, Bravo agregó que «en matemáticas hicieron preguntas de cálculo, conocimientos que en los colegios pagados sí los pasan. Ahí uno nota que la brecha es grande y para algunos es decepcionante, pero si existe dedicación se pueden lograr resultados. Además el gobierno incluyó preguntas que no medían los conocimientos de media».

Los reproches no sólo vienen de alumnos de educación municipal, sino también de establecimientos particulares. Según Javiera Díaz Peña, alumna del Colegio Santo Tomás, el sistema de ingreso a la universidad es deficiente y no mide el esfuerzo y conocimientos de los alumnos, asegurando que «acá los estudiantes son dejados y no le toman el peso a las cosas. No es posible que algunos colegios tengan más de 40 estudiantes por sala y existan profesores sin motivación en su vocación», comentó.

En total la Región de Coquimbo obtuvo un promedio en las pruebas de matemáticas y lenguaje de 478 puntos, tres dígitos por debajo comparativos a los resultados entregados a principios del 2012. Si se observan los resultados obtenidos por establecimientos rurales las cifras son más distantes, dado que sólo alcanzaron un ponderado de 410 puntos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre