¿Acuerdo con desacuerdo?

0
4

5Tras el acuerdo respecto al proyecto de ley de la reforma tributaria que firmaron el gobierno, un sector de la Nueva Mayoría y la oposición, hubo distintas reacciones de los que no estuvieron invitados a participar de este consenso que se generó para impulsar los cambios en el sistema tributario propuestos por el Ejecutivo.

Por un lado, el senador Jorge Pizarro defendió que se haya generado este espacio de diálogo entre la oposición y el gobierno, ya que desde su punto de vista, el cambio que se quiere hacer del sistema de impuestos «debe ser pensado al largo plazo y no que cada cuatro años se cambie dependiendo de la coalición de gobierno que esté en el poder».

Sin embargo dentro de la Nueva Mayoría, hubo sectores que no compartieron el acuerdo gestado con la oposición, ya que no se les habría informado al respecto, incluso, como señaló el diputado del Partido Comunistas, Daniel Núñez, «nos enteramos por la prensa» de los resultados de las conversaciones y de quienes participaron.

Para Núñez, esta fue una señal de desconfianza hacia su sector, ya que «esperábamos que se diera una discusión muy parecida a la que tuvimos en la Cámara de Diputados, donde la Nueva Mayoría logró que el apoyo que tuvimos en las urnas se expresara».

Por su parte, el senador Pizarro expresó que «los compañeros comunistas tienen derecho a decidir que si se pliegan o no al acuerdo», evidenciando que efectivamente no hubo intenciones para integrar a los sectores del oficialismo que ya han expresado su desconfianza con la negociación que se hizo con la derecha. Este sector sería el que reside en el ala más a la izquierda de la Nueva Mayoría, específicamente el Partido Comunista (PC), el Movimiento Amplio Social (MAS) y la Izquierda Ciudadana (IC).

De todas formas el senador hizo una invitación a ese sector, «yo lo que les pediría es que lea bien punto por punto y que saquen la evaluación que esto significa para el país y avances en el programa de Michelle Bachelet».

Daniel Núñez expresó su asombro frente a este pacto con la oposición haciendo énfasis en que este era un proyecto que necesitaba mayoría simple en la votación parlamentaria, por lo tanto «era más fácil llegar a los votos y por eso que nos sorprendió este acuerdo tan amplio, que yo creo vamos a tener que mirarlo con mucho detalle».

Sin embargo, ante la pregunta de que si todos los partidos estaban al tanto de estas negociaciones, el senador Pizarro respondió que «así es», ya que los presidentes de los conglomerados de la Nueva Mayoría participan de comité político «donde se fijan los criterios».

Y consultado frente a este mismo tema, el diputado Núñez dijo que «yo creo que el senador Pizarro está confundido, la verdad es que en el comité político se dijo que había un proceso de conversaciones en el Senado, pero nunca se señaló que esto había llegado a un acuerdo y mucho menos se explicitó cuáles eran sus contenidos».

 El parlamentario comunista igual planteó que «sería funesto para Chile que se reviviera la política de los consensos», apuntando a que la ciudadanía les demandó a ellos como conglomerado cumplir lo propuesto en el programa.

El senador democratacristiano, por su parte, afirma que no se transó nada en las negociaciones, afirmando que «se resguardó el corazón de la reforma» y señaló que el acuerdo «a algunos no les gusta o porque no salieron en la foto o porque no se les consultó directamente a ellos».

Daniel Núñez fue claro en definir el acuerdo como una vuelta de la política de los consensos, lo cual el diputado cataloga como «nefasto». Y sentenció esta práctica diciendo que «si alguien cree que vamos a poder lograr los cambios democráticos pactando con la derecha en forma permanente, las reformas se van a desdibujar y a perder su orientación… y ese  es un camino que nosotros los comunistas no estamos disponibles para transitar».

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre