Al menos dos esculturas de Avenida de Aguirre deberán ser retiradas

0
96

Un equipo del Centro Nacional de Conservación y Restauración realizó un primer catastro a las estatuas de la avenida Francisco de Aguirre, y el primer diagnóstico fue que en general el estado de conservación era bueno. Pero ahora, en un análisis de esos resultados, dieron a conocer que al menos dos estatuas deberán ser retiradas porque representan un riesgo, se trata del Discóbolo de Encrinomenos y el Sarcófago Romano.

El daño patrimonial en la ciudad de La Serena, desde que comenzó el estallido social el pasado 18 de octubre, se lo llevaron principalmente las fachadas de las viviendas y edificios de la Zona Típica, siendo uno de los más visiblemente afectados el Museo al Aire Libre de la avenida Francisco de Aguirre, que había sido constantemente atacado hace unos meses en el marco de las movilizaciones sociales.

Este hecho motivó que un equipo de especialistas viniera a La Serena a ver el daño en terreno. Priscila Barahona, arquitecto restaurador del Centro Nacional de Conservación y Restauración, que está a cargo del Laboratorio de Monumentos y Esculturas, fue la encargada de liderar la expedición, y en su primera visita habían concluido que el estado era bueno en general.

Pero ahora, desde el Centro Nacional de Conservación y Restauración dieron a conocer el informe en detalle del estado de las estatuas del Museo al Aire Libre, basado en dos que están con un riesgo inminente de caerse o desplomarse, estás son el Discóbolo de Encrinomenos y el Sarcófago Romano.

El informe detalla que respecto al Discóbolo de Encrinomenos, una escultura de mármol sobre un plinto de hormigón armado con una placa, donde no fue posible identificar la presencia de posibles sistemas de unión o anclaje, más allá de un material tipo mortero en la zona de unión escultura y plinto.

«La escultura se encuentra en mal estado de conservación, ya que presenta una fractura estructural sin disociación que abarca la obra completa de manera oblicua, desde la cadera derecha hasta la mitad del muslo izquierdo. La fractura divide la escultura en dos. Es visible desde la parte frontal y posterior, con separación y desfase de aproximadamente tres centímetros de la parte superior hacia el lado izquierdo», señala el informe
Si bien se desconocen las causas de la fractura, el documento informa que «se cree que podría existir con anterioridad, e incluso haber sido intervenida. Es probable que en la actualidad la escultura haya sido sometida a alguna fuerza o peso de origen antrópico, provocando el colapso de la intervención anterior y produciendo la separación y desfase».

Respecto al Sarcófago Romano, el informe detalla que tampoco fue posible identificar sistemas de unión o anclaje a la base.

«La escultura se encuentra en mal estado de conservación ya que presenta una grieta estructural sin abertura ni disociación, por lo que es casi imperceptible a la vista, si bien abarca la totalidad del perímetro de la obra en su parte central. Se ha observado la presencia de un corchete metálico interior en la zona superior frontal de la grieta, que podría corresponder a una intervención anterior», señala el informe.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre