Ex alcalde Galleguillos responde por presunta deuda municipal en Coquimbo

1
10

gallebAl dar cuenta del trabajo realizado por las unidades de Finanzas, Administración, Secplan y Jurídico, el administrador Municipal Patricio Reyes argumentó que «esta deuda afecta el funcionamiento de la actual administración».
Los $7.272 millones de la deuda se traducen en deuda flotante ($1.709 millones), deuda año 2016 con presupuesto 2017 ($2.770 millones), compromiso obras civiles ($146 millones), edificio consistorial ($2.023 millones), compromisos y reclamos ($619 millones) y compromisos varios Departamento de Administración ($2 millones).

El ex alcalde Galleguillos – actual candidato a diputado- se sintió aludido por cuanto la cifra dada por la actual adminitración es muy superior a la que él dio a conocer al momento de entregar el cargo.

«Cuando entregamos el municipio, la deuda municipal estaba dentro de todos los parámetros normales de un municipio: cerca de $2 mil millones El cierre contable del 2016, que no lo hice yo porque ya estaba fuera del municipio, da cuenta de una deuda de $1.770».

– ¿Cómo se explican estos más de siente mil millones entonces, habiendo transcurrido solo seis meses desde que usted dejó el cargo?
La verdad no se cómo se calculó para llegar a esa cifra de $7.200 millones. Lo que yo he dicho es que hay una sola manera correcta de calcular la deuda y es la que nos permite compararnos con los otros municipios y eso nos da los $1.700 millones. Ahora que si mezclan peras con manzanas sale una cifra monstruosa que no tiene ni pies ni cabeza. Acá se mezcló la deuda con temas operacionales y con temas de inversión que no corresponde, como es la deuda por el edificio consistorial.

-Pero entonces ¿cuando usted hizo entrega del cargo acaso no firma un documento de conformidad?
Absolutamente, claro que sí. Se entregó ese documento con cifras del rango de $2.000 millones en deudas y además el informe se aprobó en el concejo municipal. Fue todo absolutamente transparente como fue mi gestión. Recordemos que éste es el cuarto municipio más transparente del país, precisamente a esa forma de actuar de nuestra administración, todo claro.

– Usted es camarada DC con el actual alcalde Marcelo Pereira. ¿Lo ve como un gesto de deslealtad?
Usted sabe que yo no soy una persona que ande suponiendo dobles intenciones, ni ando descalificando a nadie, menos si son camaradas los que están dirigiendo el municipio. Pienso más bien que es un error técnico. De hecho llama la atención que las personas que están en el municipio son las mismas personas que trabajaron conmigo y son quienes me dieron el dato de la deuda de $1.700 millones. Entonces, yo creo que aquí hay que transparentar qué es efectivamente la deuda obligada respecto de otras cifras que se van incorporando y que yo creo que no es deuda propiamente tal. Yo espero que no haya dobles intenciones o intenciones ocultas, tanto desde el punto de vista de los camaradas como desde el punto de vista técnico.

– Respecto del edificio… ahí también hay un tema pendiente.
Es lamentable lo que está pasando con el edificio. Cada día que pasa se va encareciendo más. Es un conflicto con una empresa internacional, española, que se adjudicó el edificio. Yo entregué el edificio con 60% de avance y no hubo paralización, salvo después del maremoto cuando hubo gastos adicionales.
Esta es una obra proyectada por el ex alcalde Pedro Velásquez…
Sí, este proyecto tenía muchos años, venía del tiempo de Pedro Velásquez. Nosotros conseguimos el financiamiento. El Gobierno Regional puso 13 mil millones y el municipio la diferencia de $5.000 millones. El municipio nunca dejó de pagar.
-¿Cómo se podría destrabar este tema que preocupa a la ciudadanía?…Son 18 mil millones que entiendo ya van cerca de los 23 mil millones de costo…

Bueno, ahí hay un problema técnico con la empresa (Sacyr) que hay que aclarar y si la empresa no es capaz de seguir el contrato habrá que licitar nuevamente… En cuanto a las críticas de que el edificio es muy grande, bueno, sí, va a ser la municipalidad más moderna de Sudamérica y por eso tenemos que seguir trabajando para ello.

– ¿No se siente responsable de la deuda o de la paralización de obas en el edificio?
Mire, en este tema yo asumo toda la responsabilidad de lo que nos tocó, que es desde la licitación en adelante. Se licitó en forma transparente. Hubo una denuncia a la Contraloría que investigó y concluyó que la licitación estaba OK. Posteriormente fuimos supervisados por el Gobierno Regional que es el mandante y la Contraloría ha estado revisando la obra y los documentos y siempre todo bien. Aquí lo importante es sacar adelante las obras que van en beneficio de nuestra gente y eso lo hicimos de forma profesional, transparente y con ganas.

_¿Usted se ha visto con el alcalde, se ha reunido con él en estos meses, se siente cerca del gobierno comunal?
Me he reunido en un par de ocasiones con el alcalde y sus asesores y he ofrecido toda mi colaboración. Pero estoy afuera y no tengo ninguna injerencia en las planificaciones de las políticas actuales. He manifestado mi disposición a colaborar por el bien de Coquimbo. Soy coquimbano, sigo pendiente de lo que pasa en mi ciudad, soy candidato a diputado en mi región y quiero aplicar todo el conocimiento de lo que aprendí y trabajamos durante mi período de alcalde. Por supuesto que estoy disponible.

-¿Le afecta a su candidatura esta información sobre la deuda?
Obviamente que cuando tiene titulares que hablan de una deuda superior a la conocida, la gente se puede formar una opinión negativa en relación a mi persona y a mi gestión. Por eso agradezco la oportunidad de Diario LA REGIÓN para aclarar que la deuda en Coquimbo es la que transparentamos, informamos y aprobamos en el presupuesto de este año y no hay que confundir los temas operacionales o de inversión con la deuda. Creo que sumaron peras con manzanas y eso dio una cifra monstruosa que no corresponde.

Al informar al concejo de este trabajo realizado por varias unidades del municipio, el alcalde Marcelo Pereira cailificó de «un acto transparente y necesario para conocer el real escenario financiero municipal».

Ya estamos en el sexto mes de gestión municipal y desde un principio le pedí al administrador que nos dijera cuál era la deuda real de la Municipalidad, comenzó diciendo…
«Me consta que ha sido una tarea ardua, donde se creó una comisión que ha trabajado durante varios meses y nos hemos podido dar cuenta que hasta la fecha hay una deuda cercana a los $7.300 millones, que incluso puede incrementarse, porque a medida que pasa el tiempo van apareciendo otras deudas, ya que en este tema es difícil llegar a un número exacto. Ahora, me siento tranquilo de dar a conocer a la comunidad cuál es la situación con que recibí la Municipalidad, la que es muy grande y con la que he tenido que trabajar, un presupuesto al que le he tenido que realizar varias modificaciones, pero ya me siento más tranquilo al tener la información verdadera y ahora hay que tomar las acciones para empezar a disminuir la deuda y enfocarnos en lo que realmente quiero para Coquimbo que es inversión social».
Dentro de las propuestas para disminuir estos compromisos y generar mayores ingresos están reducción de gastos, mejoramiento de gestión, captación de patentes, cobros de distintos derechos municipales, de construcción o aumentar campañas de permisos de circulación, entre otras.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre