Basuras en Quebrada El Jardín, problema de nunca acabar

0
10

24A partir del lunes 14 de agosto comenzarían los operativos de limpieza de ese sector, con maquinarias, dos retroexcavadoras, tres camiones tolva y cinco tolvas para retirar los residuos y enviarlos al relleno sanitario El Panul, único lugar habilitado para botar residuos.
Pasado el cementerio de Las Compañías se encuentra uno de los dos accesos a la Quebrada El Jardín, lugar donde se realiza la Pampilla serenense que cada año alberga más de 300 mil personas en la celebración de Fiestas Patrias y que durante el año recibe a jeeperos y motociclistas que disfrutan de la geografía y el relieve natural del terreno para realizar deportes.
Una triste realidad que ocurre recurrentemente en las periferias de las ciudades donde los paisajes se ven opacados por toneladas de residuos que de forma ilegal las personas van a tirar como si el sector fuese un vertedero.
Uno de los mayores gastos mensuales que tiene el municipio de La Serena es el traslado e ingreso al relleno sanitario El Panul, el que asciende a $90 millones mensuales, valor que se incrementa con la limpieza de Quebrada El Jardín que en el operativo de retiro de basura del 2016 tuvo un costo de $50 millones, valores que incluyen obra de mano, maquinarias y el ingreso al relleno sanitario y donde se recogieron alrededor de 100 toneladas de residuos.
«Nosotros durante todo el año con cierta periodicidad estamos limpiando el sector, en especial cerca del complejo deportivo Los Llanos, lo que es el cementerio y se programa para mediados de agosto y todo septiembre limpiarlo y dejarlo habilitado para que la gente vaya a la Quebrada El Jardín, porque ese es uno de los accesos» indicó Pedro Valencia, encargado de aseo de Servicio a la Comunidad de la Municipalidad de La Serena.
Periodicidad que según señaló el encargado de aseo se realizaría cada dos meses en los sectores más cercanos al cementerio y donde habitan más de 400 personas producto de las tomas ilegales en el lugar, sin embargo pareciera no ser suficiente, ya que cada vez el basural se adentra más hacia los cerros, lo que dificulta las labores de limpieza que se realizan de forma frecuente, residuos que se van acumulando y que para esta fecha cuando comienzan las preparaciones de Fiestas Patrias parece un real vertedero.

«Hay menos basura que otros años porque pensamos nosotros que la gente está tomando conciencia, hay basura y mucha pero menos que otros años y se ha alejado hacia más al interior, a los cerros, producto que hay mucha gente que ha llegado a vivir en tomas, entonces quien va a botar basura se ha ido alejando hacia el interior de los cerros» agregó Valencia.
Fiscalizaciones que realizan de forma constante con inspectores municipales, pero donde no se tiene un control total, ya que hay quienes desechan su basura durante la noche, por lo que las denuncias y la colaboración de la comunidad se han vuelto parte importante de la fiscalización.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre