Bus eléctrico hace recorridos de prueba en calles y rutas de la región

0
85

Jorge Galleguillos, presidente de la empresa Lincosur, tenía temor de conducirlo. Pero lo hizo, haciendo el mismo recorrido que la variante 6, que es una de las líneas que tiene más dificultad, por el efecto del camino, por sus pendientes. Pero lo enfrentó bien, «así que es una excelente apuesta para mejorar el transporte y dar un mucho mejor servicio a la región», sostuvo.

Esto, luego que comenzarán las pruebas, tanto en La Serena como en Coquimbo, de los nuevos buses eléctricos que se esperan puedan operar pronto en la región.

«¿Alguna capacitación previa? La verdad que sin tener la capacitación lo manejé sin ningún problema, eso que hace rato que no conduzco (ríe). Pero este es un vehículo que entrega una mejor seguridad y un mayor confort en la conducción, puesto que tiene una mejor panorámica…», afirmó.

Su costo de mantención, asegura Álvaro Correa, representante de Andes Motor, del grupo Kaufmann, es mínimo, tiene una capacidad para 48 pasajeros y el precio es de 280 mil dólares, cerca de 198 millones de pesos.

«Llevamos tres semanas exhibiendo el bus en la región y tiene una funcionalidad que al ir descendiendo e ir accionando el freno, va retroalimentando la batería, entonces tiene una autonomía total de 200 kilómetros de recorrido sin detenerse, y que bien pueden alargarse dependiendo de la geografía donde se trabaje».

La intendenta Lucía Pinto sostuvo que «pretendemos utilizar y hacer recorridos en distintas líneas para la utilización de estos buses, que se van acomodando a lo que es la modernidad, porque no provocan contaminación acústica, lo que es muy necesario también en estos días, y están bien equipados, pues tienen Wifi, aire acondicionado, y con acceso universal…».

El seremi de Transporte, Juan Fuentes, comentó que «la idea es ir evaluando el comportamiento de este prototipo de bus y de otros más que pudieran existir, y ver cómo se adaptan a la realidad regional, especialmente en La Serena, por ejemplo, cuyo centro es angosto. Pero este bus tiene una menor longitud que el que se utiliza en Santiago (12 metros), ya que tiene solo 8,5 metros».

Además, precisó que «tenemos que ver cómo es el comportamiento del vehículo en las pendientes, ya que hay zonas en ambas comunas que tienen muchas pendientes, así que la idea con estos recorridos es ver cuál es el comportamiento y la eficiencia económica en términos de combustible, y si responde o no a la infraestructura y geografía de nuestras ciudades».

Aún no se sabe la fecha de funcionamiento, pues se está evaluando, y primero, advierte el seremi, «tenemos que ver cuáles son las condiciones en que van a incorporarse estos buses y las líneas que los sumarán a sus flotas, pero ese es un trabajo que estamos desarrollando en conjunto con los operadores. La cantidad aún no la tenemos determinada, pero mientras mayor sea, mejor, pues vamos a poder entregar un mejor servicio a la gente».

Se está evaluando que recorra las calles de La Serena y de Coquimbo, pero con las pruebas que se han realizado hasta el momento «quedamos muy conformes porque, por ejemplo, se demostró que la pendiente es inversa, pues el Bus en calle Nicaragua (en Las Compañías) recuperó la energía que había utilizado en su desplazamiento, lo que nos entrega la seguridad de que este vehículo se autosustenta con una carga de electricidad diaria…».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre