Cores evalúan positivamente gestión del INIA – Intihuasi

0
8

6«Yo puedo decir que un grupo de agricultores de Pan de Azúcar estamos produciendo hortalizas más sanas, más limpias, sin plaguicidas, todo eso en beneficio del bolsillo del agricultor y también con beneficios para el consumidor». Con estas palabras, María Leiva, productora de hortalizas de Pan de Azúcar, valoró el apoyo que el INIA les ha prestado a los pequeños productores de la región.
La agricultora participó junto a otros agricultores y hortaliceros de la región, en la Jornada de Puertas Abiertas realizado por el Instituto de Investigaciones Agropecuarias, INIA Intihuasi, en sus dependencias en La Serena, en el marco de los 26 años de la institución en la región, actividad que contó con la asistencia de autoridades del agro, consejeros regionales, directivos de los servicios asociados al INIA, profesionales, estudiantes y público en general.
El objetivo de la jornada fue mostrar el trabajo desarrollado por la institución y los resultados de las investigaciones realizadas en el campo del riego, del agua, de los suelos del cultivo hidropónico, del ganado caprino, en el uso de plaguicidas y fungicidas, en la fruticultura, la entomología, los alimentos y otras ciencias asociadas a la agricultura, como el cambio climático.
«Yo estoy convencida que hemos logrado aportar en todas las áreas del conocimiento. Tenemos una línea en el tema de riego muy amplia, producto de la fuerte situación de sequía que vivimos, que nos tiene preparados ante una condición de cambio climático que seguramente vendrá en unos años más», asegura Constanza Jana, directora del Centro Experimental INIA Intihuasi.
Un ejemplo de aquello es lo expresado por la agricultora María Leiva: «El apoyo del INIA nos ha servido para hacer un cambio cultural para enfrentar el cambio climático, porque nos han enseñado a trabajar con herramientas para optimizar el uso del agua, usar tecnología como el riego por goteo, que nos ayuda a una mejor eficiencia, tanto en el agua como en la fertilización de nuestros cultivos».

Tras 26 años de gestión, en esta ocasión, el programa estuvo enfocado en llegar con el mensaje a la gente. En tal sentido, el consejero Agapito Santander por ejemplo valoró que los niños desde pequeños tengan una cercanía con la ciencia y la investigación en cuestiones agropecuarias, alimentarias y ganadera, y poder tener una visión más amplia del trabajo institucional.
«Como consejeros regionales también nos permite tener una visión más amplia de lo que el INIA realiza en la región, de la insuficiencia y de los logros que han tenido a través del tiempo, como la lucha biológica contra las plagas, porque siempre va a ser mejor atacar las plagas con otras plagas que aplicar productos químicos como son los insecticidas o fungicidas», argumentó el consejero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre