Corte Suprema rechazó recursos de casación y confirmó la Resolución de Calificación Ambiental de 2006 para proyecto Pascua Lama

0
354

Roberto Vega, seremi de Minería, tras fallo de la Corte Suprema por Pascua Lama: «La eventual construcción o no del proyecto, tiene un impacto muy fuerte en las fuentes de trabajo que se generan en la región de Coquimbo».

El máximo tribunal del país ratificó el proyecto minero de cobre y oro Pascua Lama, de propiedad de la canadiense Barrick Gold, lo que le permite mantener su Resolución de Calificación Ambiental original, que data de 2006, ya que rechazó todos los recursos de casación en la forma y en el fondo presentados en diciembre de 2018 por la comunidad indígena Patay, en una causa en que se pedía la revisión de la línea de base de la calidad de las aguas del proyecto.

Minera Nevada -filial de Barrick Gold-, representada por abogados del Estudio Carey, logró demostrar que si bien la calidad de las aguas superficiales del Río Estrecho habían variado sustancialmente en relación a lo originalmente proyectado en la RCA, esto se explica por un fenómeno natural, debiéndose así adaptar los valores de línea de base y las correspondientes medidas de seguimiento y control del proyecto.

De esa manera, con esta sentencia definitiva, la Suprema coincidió con lo resuelto por el Segundo Tribunal Ambiental, que a su vez confirmó la resolución de la Comisión de Evaluación Ambiental y el Comité de Ministros.

Mirada local

Al respecto, el seremi de Minería, Roberto Vega, explicó que «hay dos cosas que destacar, primero es un fallo que rechaza un recurso de casación que se interpuso por lo que resolvió el Tribunal Ambiental, que viene a ratificar lo que ya había resuelto previamente la Comisión de Medio Ambiente de Copiapó en Atacama».

«Lo que se alegaba era que se habían cambiado los parámetros de la línea base, lo que señala la compañía minera Nevada en su informe y que ratifica la corte, es que si bien existe variación se produce por fenómenos naturales y que tienen que ser considerados por la línea de base», agregó.

El seremi enfatizó en que «todos los antecedentes que se tuvieron en su minuto para aprobar el proyecto estaban conforme a derecho, que es lo que nosotros pensamos como gobierno, que tenemos que apoyar todos los proyectos que cumplan la legislación chilena».
«La eventual construcción o no del proyecto Pascua Lama, que es binacional, claramente tiene un impacto muy fuerte en lo que es la reactivación de nuestro país, y principalmente las fuentes de trabajo que se generan en Chile y en la región de Coquimbo», puntualizó.

Vega comentó que producto del cierre de este proyecto, una gran cantidad de trabajadores fue finiquitada, y justamente tenían su residencia en la conurbación de La Serena y Coquimbo, «donde nos hacía aumentar el desempleo», sostuvo.

«En este minuto la minera Barrick, como es de público conocimiento, está evaluando la construcción del proyecto y buscando un socio estratégico para el mismo, hay que recordar que la iniciativa lleva más de 14 años entrampada… por lo que son 14 años en que trabajadores mineros han perdido su legitima esperanza de tener un puesto de trabajo con condiciones dignas, que les va a permitir no solo a ellos tener una mejor remuneración, sino que también tener una movilidad social que es lo que la gente está pidiendo hoy en día», sostuvo.

Respecto a lo que podría pasar si se materializa, Vega señaló que «va a depender de dos cosas, primero la coyuntura internacional, que para este tipo de proyectos auríferos hoy en día es especialmente buena, porque vemos que el oro ha sido el metal que más se ha disparado en lo que va del año, tuvo un alza histórica hace un par de días atrás producto de la inestabilidad en Iraq… por lo que el oro está en su mejor momento, cosa que no había pasado en los últimos 20 años».

El otro ámbito es lo que va a pasar en Chile, «hay que ver el escenario que vamos a tener para que se sigan realizando inversiones, con la proyección del futuro, con la generación de empleos, impuestos y movilidad social, que un proyecto minero representa, y eso depende de nosotros en como enfrentemos estos procesos que se vienen, en donde debemos lograr primero la vigencia de un estado de derecho, seguridad interna y la paz social, que todo el mundo está pidiendo», explicó.

«Si es que hay una reactivación económica, que exista un respeto al estado de derecho, orden interno y seguridad, y que los proyectos se puedan materializar, claramente vamos a tener un proyecto que va a traer una gran empleabilidad y mucho desarrollo para la región de Coquimbo», concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre