Crisis inflacionaria y alto valor del dólar harían bajar venida de turistas argentinos

0
35

Argentina se encuentra una vez más al borde de una crisis económica. La moneda se devalúa, la inflación sube y podría ser el comienzo de una recesión. Por otro lado, la rebaja de tasas aeroportuarias y  aerolíneas que anunciaron vuelos entre ciudades chilenas y argentinas sin la necesidad de pasar por las capitales regionales, podría abrir esperanzas de recibir turistas.

Incertidumbre es una palabra que se está escuchando en Argentina por estos días, la crisis en el país transandino provocó el desplome de la actividad económica con una caída de la producción en general, el constante cambio de precios y la especulación de empresarios.

Este escenario de inestabilidad era impensable a principios de este año, cuando el gobierno esperaba un crecimiento económico en torno al 3,5 por ciento, una inflación del 15 por ciento y una cotización del dólar a 25 pesos argentinos, actualmente llegó a los 40 pesos.

Cada vez que hay incertidumbre económica, los argentinos que tienen ahorros se vuelcan a comprar dólares, lo que eleva su precio, pero la demanda se mantiene y crece a pesar de que la divisa es cada vez más cara.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pactó con el gobierno de Macri suministrar un crédito de emergencia, situación que tampoco tiene muy convencidos a los argentinos.

El hundimiento del peso se concentró en la última semana de agosto, pero su efecto inflacionario se potenció con subidas en combustibles, electricidad y alimentos. La suma de factores terminó por cerrar el mes con la mayor inflación del año.

 

Turismo en

la región

 

Uno de los efectos que podría tener esta situación sería una baja en las visitas a Chile, donde la Región de Coquimbo y el litoral central son unos de los destinos más cotizados.

Enrique José Vásquez, analista del programa de Radio Corazón al Sur, de la provincia de Buenos Aires, señaló que «la situación es bastante crítica con el tema del aumento del dólar, prácticamente se ha ido al doble su valor de cambio y está anunciando el gobierno que va a poner un impuesto, todavía no se ha decretado, aparentemente a los que viajan al exterior, lo cierto es que más allá de esa circunstancia, salvo aquellos que tengan reservado o separado su dinero para invertir en viajar al exterior, me es la apreciación que va a haber una merma importante de la gente que normalmente decidía irse en último momento al exterior y los países limítrofes serán una meta para todos».

«Tengo mis severas dudas que se mantengan los estándares de años anteriores con respecto a la migración turística de los argentinos para afuera, salvo que los países interesados tengan algunas promociones especiales y las difundan bien e intenten competir con el mercado local en cuanto a turismo, la cosa creo que va a estar bastante dura» agregó el analista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre