Desarrollando una profesión a 30 metros de altura contra los elementos de la naturaleza

0
35

3Aunque el día 25 de diciembre es feriado irrenunciable para la mayor parte de los trabajadores hay un segmento que de igual manera debe estar presente en sus lugares de oficio. Es el caso de periodistas, uniformados, personal de los hospitales, farmacias y estaciones de servicios, taxista, colectiveros y micreros entre muchos etcéteras, sin embargo, el día de ayer a más de 30 metros de altura una pareja, en medio de cordeles y mosquetones desarrollaba su profesión por sobre las cabezas de los pocos transeúntes que circulaban por la plaza de armas de La Serena.

Con arnés en la cintura, casco de seguridad, antiparras, mosquetones para anclar las cuerdas, descendedores, sillín de trabajo, delimitación el área de trabajo en tierra, guantes y brazos fuertes, Susana Milla (34), de profesión Técnico Vertical y montañista de altura, desarrollaba su profesión limpiando las cientos de ventanas de uno de los edificios ubicados en calle Prat con Los Carrera, frente a la Intendencia Regional.

Milla señaló que estar a decenas de metros en un día que perfectamente podría estar descansando indicó que desarrolla esta actividad por una acumulación de trabajo y «porque junto a mi esposo (también Técnico Vertical) tenemos objetivos importantes a corto plazo y que si no  cumplimos se atrasa todo y no podremos cumplir el objetivo de escalar una lata cumbre en Sudamérica».

Indicó que llevan 14 años trabajando en esta profesión y en los últimos 5 años les ha ido mejor con su empresa de limpieza de ventanales y ventanas en altura, «antes teníamos que complementar nuestra profesión con otros trabajos para poder vivir bien, pero ahora nos dedicamos en un 100% a este trabajo».

Añadió que los más complicado para trabajar en altura sentada en un sillín en la ciudad es el Sol y el viento, «porque aunque tenemos los conocimientos técnicos para hacerlo el reflejo del sol, la radiación solar y el movimiento te pone idiota, pero en general es el calor es el tema más molesto de desarrollar esta profesión aunque la desarrollamos con toda pasión», en tanto que al desarrollar su otra faceta de escaladores de alta montaña, lugar en que también hay sol y mucho más viento, Lillo argumentó que en esta situación «el frío es lo más complicado».

La profesional de las alturas sostuvo que en la actualidad hay mucho campo de trabajo para quienes optan por esta actividad, «está la Avenida del Mar, San Joaquín y en el centro actualmente nos da mucho trabajo y no nos podemos quejar. Sé que algunas personas también se han dedicado a este trabajo pero, aparentemente, no se dedican 100% al trabajo pero hay espacio para seguir desarrollando esta profesión».

Respecto a las medidas de seguridad que debe incorporar en cada momento de la limpieza en altura se basa netamente en la concentración y en la perfección. «A veces hay puntos de anclaje en el edificio si no los ponemos nosotros. En esta profesión no se pueden cometer errores porque si no es fatal, se tiene que estar súper claro, con todos los sentidos puestos, porque si cometes un error puede ser fatal».

Susana comentó que a pesar de ser 25 de diciembre y todos están estrenando regalos nuevos «tenemos que seguir trabajando porque nuestro objetivo está en otro lado, a miles de metros de altura».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre