Dr. Rubén Quezada llama a tener más cuidado con mensajes que se emiten sobre el Covid-19

0
182

Presidente del Colegio Médico está preocupado con las decisiones que se han tomado en los últimos días y advierte que «se genera una sensación en la comunidad de que esta enfermedad estaría pasando, cosa que no es así…»

No muy bien se han tomado en el Colegio Médico las últimas decisiones adoptadas por el Gobierno Regional. Un Twitter este viernes de su presidente, Rubén Quezada, lo dejaba claro: «Se anuncia levantamiento de cuarentena en Ovalle, se anuncia reactivación de cirugías electivas y policlínicos (sin infraestructura necesaria), se anuncia viaje de equipo de salud a Magallanes. Luego culpan a la gente». Todo, acompañado con el #MalaComunicación.

Esto, porque Quezada no entiende la premura de las autoridades por enviar mensajes «de que todo está mejor y normal», cuando en realidad «el virus no se ha ido de nuestras comunas».

Si bien afirma que son importantes los indicadores de descenso, «también lo es mandar un mensaje porque hemos visto que durante esta semana se plantea la reactivación de la cirugía hospitalaria y la reactivación de las atenciones de policlínicos cuando no tenemos los espacios suficientes para realizar una atención de manera adecuada y segura».

Celebra sí que haya solidaridad en los equipos de salud para acudir a lugares donde exista una mayor necesidad, «pero se nos ha planteado que el hospital de contingencia en Ovalle va a cerrar a fines de mes, por lo tanto vamos a tener dificultades con las camas y todo esto genera una sensación en la comunidad de que esta enfermedad estaría pasando, cosa que no es así. Además, aumenta la presión en los equipos de salud cuando aún estamos con una alta demanda, y la presión asistencial que se está generando por parte de los directores de reiniciar las actividades de manera sostenida puede generar dificultades».

Señales de normalidad

La impresión que existe dentro del Colegio Médico con estas determinaciones es que «una vez más las autoridades regionales ceden a la presión de la capital de enviar señales de normalidad. Nuestras redes asistenciales están permanentemente tensionadas por directrices del nivel central para reactivar y enviar un mensaje a la comunidad de que se está volviendo a levantar la atención para otras patologías que son importantes, pero nuestra realidad es distinta a Santiago. Se nos dijo que todo sería paso a paso, conversado con los gremios, lo que no ha sido así porque cuando en Santiago aprietan, acá se toman determinaciones, no se consulta a nadie y tampoco hacen valer la opinión que se pueda tener como región».

A Quezada todo esto le preocupa, «pues si ya teníamos aprehensiones respecto al cumplimiento de la cuarentena, en esta Fase 2 pareciera ser que ya no existe control alguno. Sabemos que el virus no distingue entre días de semana y fines de semana, así que es clave enviar mensajes a la comunidad de que esto no ha pasado. Creemos que las acciones que se están llevando a cabo de manera unilateral, por parte de las autoridades de salud, son una mala señal y no refuerzan para nada un buen mensaje de riesgo a la ciudadanía».

Fue el lunes cuando La Serena y Coquimbo salieron del confinamiento. Ovalle lo hará hoy. No obstante, el temor latente de volver nuevamente a una cuarentena está ahí.

«Si los indicadores demuestran un aumento sostenido, un aumento descontrolado de casos, vamos a retroceder y por eso hemos enviado claros mensajes de que esto tiene que ser comunicado a la población, de que se vea como una posibilidad y una responsabilidad tanto de las autoridades como de la población de mantener los resguardos. Nos parece bastante osada la idea de volver a enviar mensajes de: estamos reactivando los policlínicos y las cirugías si es que esto no es conversado y concordado con quienes están trabajando en esas actividades, ya que vemos a todos los jefes de servicio y de unidades con una presión de sus directores por normalizar una situación que a todas luces no es normal».

Puntualizó que para ellos es importante que esto se pueda hacer de manera conversada, «que del Colegio Médico podamos apoyar estos procesos de reactivación, pero siempre y cuando sean conversados, seguros y que no sean solamente acatando instrucciones de Santiago. Desde ese punto de vista, el Colegio Médico quiere estar apoyando las decisiones del Servicio de Salud, pero no se están dando las garantías de que estos planes paso a paso para la reapertura hospitalaria, se estén desarrollando de manera conversada y segura».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre