El vandalizado Memorial de Los Ángeles sigue con daños tras «manito de gato»

0
79

El 12 de enero pasado, vándalos rayaron con pintura negra el símbolo de la araña negra del otrora grupo terrorista de extrema derecha «Patria y Libertad» -que operó entre 1971 y 1973- en la estructura del Memorial de Los Ángeles de Coquimbo, ubicado en calle Barry Mac-Auliffe, frente a la Ruta 5.

Le causaron destrozos y dejaron esos rayados, generando el rechazo de la comunidad, de las agrupaciones de Familiares de Detenidos Desaparecidos y del Instituto de Derechos Humanos, INDH, que presentó la respectiva denuncia ante la fiscalía.

Conocido el caso, la municipalidad porteña, el día 13 de enero, dispuso que personal de cuadrillas realizara una limpieza de los rayados, sin embargo, ayer Diario LA REGIÓN constató que la placa del memorial quedó con un tono negro, mientras que aún son visibles otras inscripciones con pintura y plumón en la parte superior, en dos jardineras de la estructura.

Además a esos desperfectos, pasa a sumarse que el piso presenta manchas de algún residuo aceitoso y que las luminarias de la base presentan evidentes daños, con cables eléctricos a la vista.

El Mirador de Los Ángeles, que está dedicado a Jimmy Christie Bossy y Rodrigo Palma Moraga, de 9 y 8 años, que desaparecieron en vísperas de Navidad del año 1973, tras el golpe militar, cuando jugaban cerca de los estanques de combustibles de Guayacán, entonces resguardados por efectivos del Ejército.

Aparecieron 5 años después, sin vida, en el sitio donde está el memorial, por lo que en 2019 la familia Christie Bossy presentó ante la Corte de Apelaciones de La Serena un nueva querella en contra de los responsables del homicidio del pequeño, que pereció junto a Rodrigo Palma por impacto de balas de grueso calibre.

Con el fin de consultarle por los problemas que persisten en el monumento, nuestro medio tomó contacto con Ana Merino, presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos de La Serena, que hizo ver que mantener los rayados en el memorial es una situación que no está acorde con lo que representa ese tipo de hitos, que pasan a ser un homenaje para sus parientes asesinados por agentes del Estado durante la dictadura militar.

«El municipio de Coquimbo tiene un compromiso desde la inauguración del memorial, que se construyó cuando estaba el alcalde Oscar Pereira, y además es un compromiso nacional de todos los municipios mantener y cuidar los memoriales, que están declarados como patrimonio nacional por ley, por eso pienso que la municipalidad debe preocuparse mucho más de la limpieza del aseo y mantención, porque en diciembre también rayaron de la misma forma nuestro memorial de La Serena frente al Espejo de Agua, junto al de Osorno y al de Temuco, en lo que fue una seguidilla de atentados muy provocadores, al dejar pintadas la araña negra del fascismo, y eso hay que borrarlo, porque es una cosa muy ofensiva para la memoria de nuestros familiares y amigos que sufrieron torturas y una muerte brutal durante la dictadura».

Incluso llamó directamente al alcalde Marcelo Pereira para que trate de recuperar de forma total el Mirador de Los Ángeles. «Ojalá que el alcalde, que es hijo del alcalde Oscar Pereira, siga su ejemplo, ya que don Oscar realizó el proyecto de construcción del memorial para Jimmy y Rodriguito, y por eso pienso que él, como hijo, debe seguir los pasos de su padre y arreglar de forma total el memorial, dejando bien limpia la placa, instalándole más luminarias y ojalá una cámara para protegerlo».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre