En la toma de La Gruta siguen construyendo

0
7

En los momentos que levantaban  construcciones más sólidas con madera y realizaban el  demarcado de los sitios que cada uno logró asignarse, los pobladores de la toma del sector La Gruta de la Parte Alta de Coquimbo recibieron ayer a diario LA REGIÓN para plantear su postura de no salir del sector a pesar de que el municipio porteño que administra una parte del terreno ya envió oficio ordinario a la Gobernación Provincial del Elqui para que solicite la fuerza pública con el fin de que sea realizado el desalojo del área en las próximas semanas.

Bernardo Alvarado Gaete, uno de los integrantes de la ocupación, manifestó su desacuerdo por la determinación de las autoridades de retirarlos, explicando que sólo buscan tener una vivienda  al ser allegados en el barrio cercano a la toma.

«Nosotros somos allegados, necesitamos este terreno, no hay ninguna persona afuerina aquí y vamos a luchar hasta obtener lo que queremos».

  El poblador aclaró que siguen siendo 70 familias que ocupan 63 lotes, ya que no han admitido a nadie más  en los registros de la directiva de su comité formado para este efecto. Aclaró que un grupo que ocupa  una ladera cercana al Fuerte Lambert no pertenece a su movimiento.

«Somos los mismos que empezamos, no hay admisión para nadie más y si alguien deserta, vamos a reemplazarlo con gente que está en nuestra lista de espera, eso es todo, pero estamos dispuestos a seguir acá», continuó.

Alvarado remarcó  que en su grupo no están  participando personas de otras regiones, información que la autoridad ha expresado en declaraciones de prensa anteriores. «Desmiento eso porque somos personas de este  sector, somos conocidos de acá y en su mayoría somos gente joven de la  Parte Alta y esto nos pertenece», añadió.

Ante la consulta por lo que ocurrirá si llega Carabineros a pedirle su salida, el vecino dijo que «si vienen esperamos que no pase a mayores porque vamos a quedarnos hasta las últimas consecuencias, pero esperamos que no nos desalojen y nos vamos a unir todos para conversar primero con Carabineros, porque el diálogo siempre está primero y si  nos sacan después vamos a volver, además en la Parte Alta hay otras tomas y no los han sacado».

En este mismo tenor, Alvarado explicó que desde el inicio del conflicto han buscado plantear a través de sus dirigentes  su postura al municipio, pero no han tenido acogida. «El alcalde no se ha hecho presente ni ha querido venir, el solamente habla de rumores que él escucha, pero si viniera y viera la situación en la que estamos sería lo mejor para nosotros. Somos personas allegadas que no tenemos dónde vivir, acá  hay niños y familias enteras, mujeres embarazadas».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre