Estudiantes cuestionan «Aula Segura»

0
66

La Confech y los secundarios se movilizaron el día de ayer por la calles de La Serena exigiendo solución a diversas problemáticas. Cuestionaron, con consignas, el plan Aula Segura, la Admisión Justa y el proyecto de Control Preventivo de Identidad, además de avanzar en una educación no sexista y el fin de los endeudados.

Según los registros, son cerca de 27 mil los estudiantes que se quedaron sin financiamiento, por lo que desde Confech exigen una solución inmediata para estos casos.

Partieron desde la Plaza Buenos Aires, pasadas las 11.30 horas. Se rumoreaba que la marcha no estaba autorizada. Pero la presencia de Carabineros dijo que sí. Lo que no estaba claro era la división en la manifestación, que desde un comienzo fue evidente. Adelante, un grupo de estudiantes con banderas rojinegra. Más atrás, la tradicional batucada junto a secundarios y universitarios. La distancia se hizo notar todavía más cuando el primer grupo avanzó por Carrera y subió por Gregorio Cordovez, mientras que la otra fracción, que era mayoría, se instaló en el frontis de la intendencia para gritar algunas consignas y luego seguir camino hasta el Ministerio de Educación, en calle Francisco de Aguirre.

«Esta marcha se realizó por el pliego de demandas de los estudiantes de Chile, en donde involucra el endeudamiento que han tenido muchos estudiantes a nivel nacional, que son 27 mil según la estadística, y que este año perdieron la gratuidad, por lo que, lamentablemente, se han visto en una situación complicada de enfrentar para poder seguir estudiando», señaló Diego Becker, estudiante de biología marina de la Universidad Católica del Norte y miembro de la federación de estudiantes de esa casa de estudios.

Agregó que «la otra demanda es la que habla de la educación no sexista y que se mantenga la equidad y el respeto dentro de las universidades, y que se establezcan protocolos en caso de discriminación, acoso, violencia o violación».

ESTÁN DIVIDIDOS

Respecto a la división de los estudiantes, manifestó que «se dividió porque el primer grupo es autónomo. Tienen sus propios ideales y su propia forma de manifestarse, y no marchan con los demás porque nosotros tenemos una ideología diferente y convocamos a estudiantes universitarios y secundarios. El objetivo es trabajar juntos a nivel regional para poder exigir entre todos las mismas soluciones a nuestras demandas estudiantiles».

El que se hayan divididos en la marcha no les complica, e insiste en que «nosotros tenemos diferentes ideales y ellos tienen otra forma de actuar en cuanto al comportamiento social, que de igual manera es válido».

LICEANOS

Mientras que Llacolen Leal, representante del centro de estudiantes del Liceo Gregorio Cordovez y dirigenta secundaria, indicó que «nosotros demandamos principalmente los proyectos que se han hecho, como Aula Segura y Control Preventivo para menores, principalmente, puesto que nos están estigmatizando como delincuentes, pero no se encargan del problema de raíz, que está existente en todos los establecimientos de la región. Así que pedimos que se hagan cargo de esta situación, de que no sigan con medidas que nos criminalizan y que nos arraigan de nuestros derechos a la educación, por lo tanto vamos a ser persistentes si es que no se toma una solución respecto a todos estos temas».

Al igual que el dirigente universitario, y en relación a la desunión de la marcha, sostuvo que «un grupo se fue por otro lado, porque existen diferencias entre los anarquistas y los estudiantes secundarios y universitarios, y la verdad es que no nos complica que algunos se hayan descolgado, porque nosotros seguiremos insistiendo y vamos a seguir demostrando nuestro descontento de todas maneras».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre