Fenats regional: «Todo comenzó mal en el hospital de Coquimbo»

0
2584

Pese a que hubo una leve
baja de casos positivos este
miércoles, la situación en el
recinto médico sigue siendo
compleja y la preocupación
también es con las familias de
los afectados y los pacientes.

Todo comenzó los primeros días e agosto cuando seis funcionarios de la salud dieron positivo en el hospital San Pablo de Coquimbo. En algunas semanas nomás, allí, los casos aumentaron. Hoy suman 207.

«Una situación que se hizo incontrolable y que efectivamente se escapó de las manos en algún sentido», aclara el presidente regional de la Fenats, Mauricio Ugarte.

Desde que se instaló el virus se han tomado algunas medidas para tratar de controlarlo, «sin embargo es un tema que comenzó mal, que no tuvo desde nuestra opinión todos los cuidados que se debieron haber tomado a partir del comité covid en cuanto a los protocolos de uso de los EPP, de ingreso y de tratamiento de pacientes positivos. Entonces acá existe una falla multisistémica que tiene a los trabajadores muy afectados, incluso a algunos hospitalizados», comenta.

Desde la Fenats hablan también de la preocupación que existe en el entorno familiar de cada uno de ellos. En ese sentido, Ugarte afirma que respecto a la trazabilidad del contagio «debe haber un seguimiento de las personas que han estado cercanos a las que estaban contagiadas, asu grupo familiar, y entendemos que ese es un tema que debiera estar
haciendo la seremía de Salud. No tenemos certeza si es que existe un control exhaustivo de aquello, pero sí podemos decir que internamente en el hospital, en algún minuto, tampoco había un seguimiento para tratar de trazar los contagios entre los funcionarios».

Seguridad de los pacientes

La experiencia indica que la única forma de contener la expansión del virus es a través del aislamiento, «es decir que las cuarentenas tienen que ver con eso, y lo mismo pasó en el
hospital, donde había que segregar, había que mantener los niveles de actividad interna a un mínimo de funcionalidad para que no se convirtiera en un foco de contagios. Entonces por eso estamos preocupados, y se supone que hay tres investigaciones en curso (del hospital, Servicio de Salud y la seremi) respecto a lo que pasó en el hospital de Coquimbo».

Sin embargo, advierte Ugarte, la intranquilidad de ellos está con los
pacientes y si efectivamente están seguros en el establecimiento.

«Es la autoridad sanitaria la que debe responder frente a esa situación,
pues es nuestra preocupación como funcionarios, y no es posible que pueda llegar un paciente sin contagio y termine siendo contagiado. Eso creo que debe descartarlo la autoridad sanitaria y entregar garantías, las que en este minuto no están suficientemente claras».

Los niveles de contagio crecieron sustancialmente en la comuna puerto y eso, añade Ugarte, «lo habíamos señalado, de que en la medida que aumente el nivel de contagio
en la ciudadanía -por eso habíamos pedido que se aplicara antes la cuarentena- mayor riesgo íbamos a tener al interior del hospital, y no es solamente en la cantidad de trabajo, sino que también en la exposición al contagio. Y al final de cuentas es lo que
se evidenció: aumentó la cantidad de población contagiada en Coquimbo e
inmediatamente el nivel de contagios entre los trabajadores».

Respecto al accionar de las autoridades, precisó que «están aludiendo sus responsabilidades. Esto, porque el subsecretario de Redes Asistenciales -Arturo Zúñiga, en su visita a la región la semana pasada- no trajo ningún recurso adicional a los hospitales para enfrentar la pandemia Vino e hizo un anuncio que además todos conocemos -tema hospitales-, y por eso nos preguntamos a qué vino.

Nuestra impresión es que vino a pasear, y lo digo con responsabilidad, ya que si es autoridad y no trae recursos para enfrentar los problemas que están aquejando el diario vivir de los hospitales, entonces nuestra opinión es que no ha hecho un aporte al
problema que tenemos en la región». Como Fenats se reunieron con él «y le exigimos un pronunciamiento acerca de los recursos y nos dijo que se habían entregado en tres etapas, que eran recursos de programación anual, pero nosotros tenemos la opinión de que los directores efectivamente no cuentan con todos los recursos, que les faltan para definir una serie de medidas internas de gestión, por lo tanto alguien no nos está diciendo la verdad. Lo concreto es que termina afectando también ciertas condiciones de trabajo, porque cuando se nos plantea la vuelta a la normalidad y el retorno seguro, precisamente uno de los argumentos era que había que aumentar los niveles de productividad, porque de lo
contrario el ministerio de Hacienda no iba a entregar los recursos, así que acá existe una situación a lo menos extraña».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre