Historias de emprendimiento que merecen ser contadas

0
20

2Eso de “ser emprendedor” no es ningún cuento en nuestra zona. Cada vez son más los hombres y mujeres que nos sorprenden con sus historias de superación, muchos de ellos sin apoyo de bancos ni de instituciones estatales, e incluso trascendiendo fronteras.

En Pan de Azúcar, comuna de Coquimbo, Beatriz Bascuñán y Rodrigo Walker llevaban tres años elaborando productos a partir del ají que sale de su propio huerto, en una pequeña parcela del sector. Hace menos de un mes obtuvieron la resolución sanitaria que les permite llevar sus productos a todas partes, bajo una marca propia: Vía Verde Gourmet.

“Nosotros no pensamos aún en expandirnos. A lo mejor podríamos comprarle su producción de ají a otros agricultores del sector, pero ya no sería nuestra fruta, que la producimos con mucho cuidado. Preferimos mantenernos en producción limitada, pero ofrecer un producto de primera calidad”, cuenta Beatriz, quien muestra orgullosa su línea, que incluye jugo de ají rojo y verde –condimento para comidas– y mermeladas de pimentón, tomate cherry, pimentón-ají y, por supuesto, de ají.

Saben que, por cuestión de volúmenes, resulta muy difícil que puedan llegar a vender en grandes supermercados, los cuales, además, demoran semanas y hasta meses en pagar sus facturas. Algo impensable para dos pequeños empresarios que han levantado su negocio a puro “neque”.

De La Serena a  Buenos Aires

 

Mientras Rodrigo y Beatriz trabajan con productos de la tierra, otros emprendedores desarrollan negocios a partir de lo intangible.

Juan Emilio Henríquez dirige desde hace 10 años la empresa Seven, que ofrece soluciones de diseño y comunicación visual para organizaciones públicas y privadas. Con paciencia y constancia, levantó un pequeño imperio en que trabajan ingenieros, comunicadores y diseñadores de diversas áreas de especialización, produciendo imágenes corporativas, diseño editorial, publicidad, entre otras iniciativas.

Hace poco se bajó del avión: fue invitado a compartir su experiencia en el IX Encuentro Latinoamericano del Diseño, uno de los congresos más grandes e importantes de la especialidad en Sudamérica, realizado en Buenos Aires, Argentina, del 29 de julio al 1 de agosto, al cual asisten más de cinco mil personas cada año. El tema de la exposición fue “Cambio de paradigma: el diseñador como líder de proyectos multidisciplinarios”, destinada a dar nuevo enfoque de liderazgo y emprendimiento desde la disciplina del diseño. Es la primera vez que una empresa del norte chileno es invitada a exponer.

“Esta fue una gran oportunidad para posicionar el trabajo de los diseñadores, y hacerlo con una perspectiva y con la experiencia de una empresa local”, cuenta Henríquez, quien volvió con las pilas más cargadas aún para seguir soñando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre