Hospitalizado con seria fractura en el cráneo sigue el guardia agredido salvajemente por trío de atacantes

1
13

15bJuan Véliz, (65),  encargado de seguridad del condominio Puesta de Sol de Sindempart de Coquimbo, hasta ayer, seguía con pronóstico grave internado en el hospital San Pablo, donde es tratado por una Traumatismo Encéfalo Craneano ,TEC, que padeció el sábado recién pasado, luego de ser agredido con golpes de objetos contundentes y con puñetazos y patadas, por un trío de atacantes compuesto por dos hombres y una mujer.
Véliz, en la madrugada del sábado, laboraba junto a su compañero Jorge Santana (70), en la portería del condominio ubicado en avenida El Sauce de Sindempart.
Pero a las 6:30, dos hombres y una mujer, que aparentemente estaban ebrios, salieron de una vivienda del recinto donde estaban de visita, pero luego, quisieron retornar porque supuestamente habían olvidado una especie en el domicilio.
En esos momentos, los encargados de seguridad no los autorizaron a pasar, lo que provocó una fuerte discusión.
La disputa escaló en intensidad, con agresiones físicas entre los involucrados, hasta que uno de los civiles tomó una bicicleta que arrojó a las víctimas, instante en el que intervino el otro hombre y la mujer, los que propinaron golpes de puño y con un cono de tránsito a Véliz y a Santana.
Además, los agresores arrebataron un tubo de plástico a los encargados de seguridad con el que los golpearon salvajemente en varias oportunidades en la cabeza hasta que las víctimas cayeron desplomadas al pavimento, posición en la que fueron «rematados», con patadas en el cráneo por los antisociales que huyeron luego de ser denunciados a la policía.
Los heridos fueron atendidos en el centro de salud local, pero Véliz, por la gravedad de las heridas que padeció, quedó bajo tratamiento en la unidad de Neurocirugía y Neurología del hospital San Pablo.Juan Véliz, (65),  encargado de seguridad del condominio Puesta de Sol de Sindempart de Coquimbo, hasta ayer, seguía con pronóstico grave internado en el hospital San Pablo, donde es tratado por una Traumatismo Encéfalo Craneano ,TEC, que padeció el sábado recién pasado, luego de ser agredido con golpes de objetos contundentes y con puñetazos y patadas, por un trío de atacantes compuesto por dos hombres y una mujer.
Véliz, en la madrugada del sábado, laboraba junto a su compañero Jorge Santana (70), en la portería del condominio ubicado en avenida El Sauce de Sindempart.
Pero a las 6:30, dos hombres y una mujer, que aparentemente estaban ebrios, salieron de una vivienda del recinto donde estaban de visita, pero luego, quisieron retornar porque supuestamente habían olvidado una especie en el domicilio.
En esos momentos, los encargados de seguridad no los autorizaron a pasar, lo que provocó una fuerte discusión.
La disputa escaló en intensidad, con agresiones físicas entre los involucrados, hasta que uno de los civiles tomó una bicicleta que arrojó a las víctimas, instante en el que intervino el otro hombre y la mujer, los que propinaron golpes de puño y con un cono de tránsito a Véliz y a Santana.
Además, los agresores arrebataron un tubo de plástico a los encargados de seguridad con el que los golpearon salvajemente en varias oportunidades en la cabeza hasta que las víctimas cayeron desplomadas al pavimento, posición en la que fueron «rematados», con patadas en el cráneo por los antisociales que huyeron luego de ser denunciados a la policía.
Los heridos fueron atendidos en el centro de salud local, pero Véliz, por la gravedad de las heridas que padeció, quedó bajo tratamiento en la unidad de Neurocirugía y Neurología del hospital San Pablo.Juan Véliz, (65),  encargado de seguridad del condominio Puesta de Sol de Sindempart de Coquimbo, hasta ayer, seguía con pronóstico grave internado en el hospital San Pablo, donde es tratado por una Traumatismo Encéfalo Craneano ,TEC, que padeció el sábado recién pasado, luego de ser agredido con golpes de objetos contundentes y con puñetazos y patadas, por un trío de atacantes compuesto por dos hombres y una mujer.
Véliz, en la madrugada del sábado, laboraba junto a su compañero Jorge Santana (70), en la portería del condominio ubicado en avenida El Sauce de Sindempart.
Pero a las 6:30, dos hombres y una mujer, que aparentemente estaban ebrios, salieron de una vivienda del recinto donde estaban de visita, pero luego, quisieron retornar porque supuestamente habían olvidado una especie en el domicilio.
En esos momentos, los encargados de seguridad no los autorizaron a pasar, lo que provocó una fuerte discusión.
La disputa escaló en intensidad, con agresiones físicas entre los involucrados, hasta que uno de los civiles tomó una bicicleta que arrojó a las víctimas, instante en el que intervino el otro hombre y la mujer, los que propinaron golpes de puño y con un cono de tránsito a Véliz y a Santana.
Además, los agresores arrebataron un tubo de plástico a los encargados de seguridad con el que los golpearon salvajemente en varias oportunidades en la cabeza hasta que las víctimas cayeron desplomadas al pavimento, posición en la que fueron «rematados», con patadas en el cráneo por los antisociales que huyeron luego de ser denunciados a la policía.
Los heridos fueron atendidos en el centro de salud local, pero Véliz, por la gravedad de las heridas que padeció, quedó bajo tratamiento en la unidad de Neurocirugía y Neurología del hospital San Pablo.

El fiscal jefe de Coquimbo, Claudio Correa, refirió que las agresiones registradas en video en el condominio, fueron denunciadas al Ministerio Público, entidad que solicitó la investigación a la Sección de Investigación Policial, SIP, de la Segunda Comisaría.
Correa, puntualizó que una vez recibida denuncia se le asignó un rol de causa y se ordenaron las respectivas diligencias indagatorias.
«Se encargó a la SIP de Carabineros la ubicación y determinación de las personas que habrían tenido participación en este incidente».
Por otra parte, un antecedente que manejaban algunos residentes del complejo es que la mujer involucrada, había residido como arrendataria en el condominio hace dos o tres años atrás.
Es así que ayer el personal de la SIP, logró dar con el paradero de dos de los sindicados como los autores del ilícito, Mario Germán Taibo Ramos, con antecedentes penales por lesiones, hurto y violencia intrafamiliar, y su hermana, con la que estaba oculto en una propiedad de San Ramón, del sector Cerro Grande de La Serena.
Ambos imputados que fueron reconocidos por las víctimas, fueron arrestados y hoy serán puestos a disposición del Juzgado, para ser formalizados en la investigación por los cargos de homicidio frustrado y lesiones graves.

1 COMENTARIO

  1. LAMENTABLE SITUACIÓN LA OCURRIDA, Y DECIR QUE ESTAS PERSONAS TRABAJADORAS SE VEN EN LA OBLIGACIÓN DE SEGUIR TRABAJANDO A PESAR DE SU EDAD QUE SUPUESTA MENTE DEBERÍAN ESTAR JUBILADOS, Y ESTAR DESCANSANDO PERO LAMENTABLEMENTE EN ESTE PAÍS NO ALCANZA CON LA MISERABLE JUBILACIÓN QUE RECIBEN LOS ADULTOS MAYORES PEDIR QUE SE RECUPERE PRONTO ESTE SEÑOR Y QUE LOS IMPLICADOS DE ESTA BRUTAL AGRESIÓN SE LE CONDENE CON CÁRCEL Y NO LO DEJEN UNA VES MAS EN LIBERTAD COMO SUELE SUCEDER Y QUE ESTA VEZ SE HAGA JUSTICIA.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre