Inmediata reacción a reportaje de diario LA REGIÓN sobre caso humano

0
9

carpaAyer, una vez que el Diario LA REGIÓN dio a conocer que ella vivía en carpa, al interior de las ruinas de su casa. De inmediato el alcalde Cristian Galleguillos pidió conocer detalles de la situación.
Fernando Sermeño, jefe de la Dirección de Desarrollo Comunitario, comentó que la señora fue inscrita en la lista de personas que recibirán una vivienda de emergencia.
Sin embargo, aclaró que una de las situaciones que ha complicado la entrega de una solución habitacional es que ella vive en una propiedad que es arrendada.

Trabajos

«El tema ya está solucionado y en los próximos días se iniciará el periodo de demolición de la casa y la instalación de una vivienda de emergencia», explicó Sermeño.
Dichos trabajos se harán a través de un contratista que deberá ser elegido por licitación.
Mientras tanto, la mujer ya recibió un bono de un millón de pesos para enseres y dada su complicada situación, también será incorporada en los planes de ayuda social de la municipalidad.
La mujer de 54 años debió instalarse a vivir en carpa, luego que perdió todo en su casa, tras el terremoto y tsunami del 16 de septiembre del año pasado.
El primer mes y medio después de la emergencia, la familia debió vivir debajo de un tablero de madera y cubrirse con frazadas, ya que no tenían otra forma de vivir.
Las carpas en las que hoy pernoctan les fueron regaladas por amigos de su hijo, y están instaladas en la zona que alguna vez ocupó el living de su casa.
Desde entonces ha buscado algún tipo de solución para poder vivir con su hijo de 27 años, que está impedido de trabajar por una lesión a la columna, y su nieta de sólo 8 años.
Para poder vivir, la mujer hace algunas labores domésticas para distintas casas y sólo logra reunir $150 mil.
Con ese dinero lo primero que hace es pagar el arriendo del lugar donde vive, que le cuesta mensualmente $50 mil.
Sermeño aseguró que la municipalidad ha estado muy atenta a este caso.
Explicó que por ahora la señora Myriam está en un periodo de transición, que pasa por una pronta entrega de una vivienda de emergencia.
«Puedo decir que en toda la comuna se entregaron un total de 820 bonos de enseres, de los cuales 288 corresponden sólo al sector de Baquedano», dijo el encargado municipal.
Sin embargo, reconoce que el principal problema se registra en materia de vivienda.
Por lo pronto, el alcalde de la comuna ordenó un monitoreo permanente a todo el sector Baquedano, que fue uno de los más afectados en la última emergencia.
Entre las soluciones entregadas después del terremoto también se entregó un bono de acogida de $300 mil mensuales, para que las familias que lo quisieran pudieran pagar un arriendo. Ese beneficio se extiende por seis meses y es prorrogable por un periodo similar.
Sin embargo, la señora Myriam en su momento optó por solicitar una vivienda de emergencia, que le permitiera tener un lugar propio donde vivir con su familia.
«La verdad es que me hubiese costado mucho con el bono de arriendo, porque después de eso, hubiese tenido que volver a una situación de emergencia y con mi familia lo único que queremos es que esto se termine», dijo la mujer.
El compromiso del municipio incluye ahora la entrega de una vivienda de emergencia mejorada, que entre otras características cuenta con sistema de descarga a alcantarillado y otras mejoras importantes, que no existían en las antiguas mediaguas.
En tanto, el municipio revisará en detalle el caso, de manera de poder entregarle beneficios adicionales, que le permitan aportar a su compleja situación económica.
El alcalde Galleguillos dijo que tuvo «una reunión con la ministra de Vivienda Paulina Saball, para ver el tema de la renovación urbana del sector de Baquedano y El Culebrón, la recuperación de la Avenida Costanera con muros verteolas para mitigar los efectos de un tsunami que ojalá nunca ocurra».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre