Jorge Órdenes, luchador gremial, político de convicción y vocación

0
25

ordenProducto de un cáncer falleció ayer a las 15 horas en su casa, rodeado del cariño y cuidado de su familia, el ex edil de Andacollo, don Jorge Órdenes González (61), militante de la Democracia Cristiana. Era casado con la concejala de Andacollo Ximena Pizarro, con quien tuvieron dos hijos.

Órdenes había nacido en el Barrio Norte de Andacollo, integrante de   una familia de varios hermanos. Fue líder desde niño. Destacó en el grupo juvenil «Palestra», de la iglesia, como en la Acción Católica donde participó en misiones y se esforzó en efectuar operativos sociales y de ayudas.
En los años 70 trabajó en el Banco de Crédito e Inversiones, BCI, en Santiago donde fue dirigente sindical local, nacional y latinoamericano.
En los años 90 volvió a Andacollo comenzando su carrera política. Primero concejal y luego alcalde. Tenía una oratoria y pasión en los discursos que se hacía notar en cada acto. Fue edil desde  2005 al 2008.
Entre los tantos temas que se podrían citar de su ejercicio en el cargo público, se recuerda la defensa que hizo por la escuela rural  El Cobre, donde había solo dos alumnos. Las autoridades de nivel central la pretendían cerrar. El la defendió,  actitud y gesto que lo refleja en sus sueños de hacer cambiar a Andacollo y a su gente, a toda su gente, decía, incluyendo al mundo rural.
Así también remodeló el Hogar Juan Pablo II que recibía a los alumnos de los sectores rurales.
Su sueño era convertir a la comuna en un centro mariano – turístico como existen algunos en Europa o en México, Taxco, que comparte características geográficas y de ciudad con Andacollo. Por ello también impulsó el proyecto de la ruta del peregrino.
Ferviente devoto de la Virgen Morena; con el padre Jesús Pastor, trabajó mancomunadamente en las fiestas religiosas.
Se preocupó de llegar con regalos para los niños de los bailes religiosos, en Navidad. También impulsó las fiestas navideñas en la plaza de armas, de los campeonatos deportivos como el Ana Frank y la instalación de la Oficina OPD.
En otro aspecto, se recuerda su idea «Andacollo más limpio» trayendo el primer camión de la basura. Apoyó un estudio sobre el efecto del mercurio en los mineros y sentó las bases del plan de la descontaminación. Instaló la primera empresa de cable de TV, y dejó las bases del proyecto de radio Montaña. Se preocupó de los sectores rurales. El Concejo comunal sesionó en la localidad de El Cobre. Llevó la energía eléctrica a La Percala y la luz pública al sector de Mina Hermosa.
Siempre acompañado de su esposa Ximena Pizarro, exigió y realizó cambios y mejoras para los funcionarios.
Sin embargo, pese a los más de tres mil votos que sacó en  2004 no fue capaz de capitalizar ese  piso para ser reelecto por la Concertación.
Volvió a la carrera en 2012 en calidad de independiente. Algo le había cambiado la vida. Había enfrentado temas judiciales. «Como hombre de fe creyó en la justicia divina, pero también creyó en la justicia terrenal. Fui sujeto de un juicio de cuenta por diez millones de pesos, monto que cancelé. Por lo tanto no tengo ningún litigio pendiente y ninguna deuda con la municipalidad».
Más adelante, tras dejar el municipio de Andacollo trabajó como encargado de relaciones internacionales en Coquimbo y un tiempo también hizo trabajos para el municipio de La Serena.
En los últimos días de su vida, cuando siempre tuvo visitas, señalaba que era importante hacerse chequeos médicos constantemente «porque el cáncer da aviso sólo cuando existen síntomas evidentes».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre