Malabarista acusado de quemar a docente quedó en prisión preventiva tras ser formalizado por homicidio frustrado

0
12

15Oscar Espinoza Albarra de 25 años de oficio malabarista, imputado de quemar con bencina al profesor de historia Eduardo Iribarren Godoy, de 32 años, el pasado sábado en Coquimbo,tras ser formalizado ayer en la investigación en el Juzgado por homicidio frustrado, quedó con la medida cautelar de prisión preventiva.
Espinoza, luego del ataque que ocurrió en la avenida Alessandri con la Ruta 5, huyó hacia Quilpué en donde viven su padres, pero fue apresado en esa localidad de la región de Valparaíso por la Policía de Investigaciones, PDI.
Con semblante sereno y bajo fuerte custodia de Gendarmería, el malabarista,escuchó la formalización de investigación en audiencia en el Juzgado de Garantía de Coquimbo, la que estuvo basada en el informe de la Brigada de Homicidios de la PDI.
Según la acusación Espinoza, que tenía domicilio en Sindempart, a las 19:45 de sábado 13, en el sector de avenida Alessandri con la Ruta 5, debido a una discusión por dinero, procedió a reñir con agresiones mutuas con Eduardo Iribarren, al que roció con bencina para luego prender el combustible que generó llamas que el causaron quemaduras tipo en las manos, brazos, oído izquierdo, rostro y cuello.
Además el fiscal Nicolás Nicoreanu, a cargo de la formalización, indicó que solo la oportuna ayuda de un amigo que está acompañando al agredido impidió que sufriera lesiones más severas, «si no hubiese el acompañante intervenido oportunamente estaríamos lamentando una desgracia como la muerte de la víctima».
Por estos antecedentes y por considerar la libertad de Espinoza, como un peligro para la sociedad y para la víctima, el fiscal Nicoreanu, pidió la medida cautelar de prisión preventiva.
El Tribunal, que concedió 50 días para que el Ministerio Público indague, accedió a la petición, ordenando el ingreso del imputado en calidad de detenido en tránsito al penal local.

Docente sigue
hospitalizado

Iribarren, padre de un hijo, vecino de la población Covico, sigue estable con buena respuesta al tratamiento, internado en la unidad de Cirugía del hospital San Pablo.
El diagnóstico médico indica que padece quemaduras tipo B en la cara en el oído izquierdo y en el tórax, además mantiene quemaduras tipo A-B, en los brazo y manos, mientras que los doctores descartaron que tenga compromiso de las vías aéreas, por lo que respira por medios propios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre