Municipio proyecta contar con Centro de Mando de emergencia similar a los hospitales de campaña

0
8

15A raíz del terremoto y tsunami del 2015, durante el período del ex alcalde Cristián Galleguillos el municipio de Coquimbo, con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, y por intermedio de la Corporación Cruz del Tercer Milenio, logró adquirir dos hospitales de campaña de material impermeable, uno de los cuales fue instalado en el barrio Baquedano el pasado día 13, tras las fuertes lluvias que afectaron a la región, para que funcionarios de salud de la casa consistorial, vacunaran a los pobladores que estuvieron en contacto con aguas contaminadas por el rebalse de alcantarillados, labor que da cuenta de la importante relevancia de contar con este equipamiento a nivel comunal.
A fin de conocer las características y los usos dados a los dos hospitales de campaña únicos en la región, Diario LA REGIÓN, dialogó con Orlando Ortíz, director de Protección Civil y Emergencia Comunal del municipio coquimbano, que refirió que la infraestructura es fabricada con materiales alemanes por la empresa chilena Tarpulin con base en Santiago.
«Contamos con estos dos hospitales de campaña que son autosuficientes con carpas neumáticas, que no requieren de electricidad externa ya que tiene cableado y generadores eléctricos propios y al ser carpas neumáticas en cinco minutos pueden inflarse por lo que podemos hacer una instalación en una superficie de unos 200 metros cuadrados, lo que permite tener un recinto de atención hospitalaria instalado casi de forma automática, lo que nos da autonomía para trabajar de mejor forma en tiempo de catástrofes. Nosotros por la naturaleza de propia de uso, lo derivamos al Departamento de salud municipal que es muy proactivo en sus ayudas».
Sobre la experiencia del uso del hospital Ortíz, dijo, «el último despliegue fue el día 13, en Baquedano para acercar a la atención de salud a los vecinos que tuvieron contacto directo con aguas servidas con vacunaciones para evitar infecciones y prevenir enfermedades broncopulmonares. Además en emergencia anteriores fue desplegado en los aluviones de Diego de Almagro y en Tierra Amarilla y últimamente apoyó las labores en las grandes incendios de Valparaíso».
Respecto a las cualidades técnicas de los hospitales el director indicó que hasta permiten realizar intervenciones quirúrgicas menores, las carpas son de 2,8 metros de alto con piso de plástico modular. Además las carpas cuentan con box interior impermeable con cortinas de subdivisión de espacios interiores que cumple con la normativa nacional de salud, lo que permite hacer operaciones menores y además cuenta con ventanas con plástico transparente y con mosquiteros y mangas de conexión para los generadores, los que quedan a una buena distancia para que no influyan en el funcionamiento del sistema y el techo tiene doble capa lo que permite aislar el calor».

Puesto de
comando

Ortiz, adelantó que junto a alcalde Marcelo Pereira, ya existe una planificación para potenciar a los dos hospitales de campaña, con la pronta adquisición de un puesto de control de emergencia de similares características.
«Ahora como municipalidad esperamos sumar una tercera infraestructura, que va a ser destinado a puesto de comando para instalar equipo de comunicaciones y realizar allí reuniones de coordinación con el contingente en terreno».
En ese sentido el director indicó que una vez que llegue el centro de control, Coquimbo será pionero en contar con un sistema autónomo para responder ante la comunidad en caso de cualquier emergencia. «con este adelanto podremos estar presentes cuando le gente nos necesite en caso de temporal o en cualquier fenómeno natural que nos afecte, podemos usarlo en escenario de frío o de calor, ya que soporta distintos tipo de climas y con el alcalde Marcelo Pereira, vamos a hacer un esfuerzo por concretar este proyecto porque él está muy interesado en fortalecer la gestión en protección civil y la labor que hemos realizado hasta ahora, es fruto de un trabajo anterior ya que nosotros en marzo comenzamos con el plan de prevención de invierno comunal ya que la protección de nuestra gente debería ser siempre uno de los ejes del quehacer municipal».

En marzo del año pasado, fue entregado al municipio el equipamiento del proyecto “Medicamentos y centros de atención médica de emergencias” que fue adjudicado y financiado por el BID, que otorgó 140 millones de pesos de presupuesto, en una primera etapa, a través de la Fundación Cruz Tercer Milenio.
A nombre de la Fundación Cruz del Tercer Milenio que fue la organización encargada de llevar la administración del proyecto su presidente Jaime Pozo, en esa fecha, en declaraciones medios de prensa, hizo hincapié en el compromiso de todos quienes trabajaron para concretar la iniciativa. “La Fundación dentro de su misión tiene una vocación social, por lo que nos propusimos ayudar a mitigar el dolor de la gente y hacer efectivo que el dinero que dispuso el BID, fuera ocupado en un proyecto que se dividió en dos partes, uno relacionado con la dotación de medicamentos y otro, en un hospital de campaña”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre