Organizaciones de regantes comienzan a sentir con más fuerza efectos financieros de la sequía

0
7

2Sabidos son los efectos que la sequía está trayendo para la región en materia productiva, de exportaciones y mano de obra, sin embargo, aún no se habla directamente de la parte financiera que viven, por ejemplo, las asociaciones de regantes de la región.

       Hace unos días la Junta de Vigilancia del Río Elqui (JVRE) hizo públicas sus intenciones de abandonar el edificio construido recientemente en Avenida Estadio con el fin de reducir gastos operacionales. El plan inicial indica mover las oficinas al campamento ubicado a los pies de la cortina del Embalse Puclaro.

       Como detalló el Presidente de la JVRE, Eduardo Cortés, «trasladando toda la parte informática al Puclaro quedaría libre el edificio institucional, que perfectamente podría ser entregado a una oficina de corretaje para obtener algún».

       Según el último estado de embalses proporcionado por la Dirección General de Aguas (DGA), el Puclaro está a un 3% de su capacidad máxima, La Paloma a un 4%, mientras la parte amable se la lleva el Corrales en Choapa, que permanece a un 60% de su capacidad total. Esta condición de sequía incide directamente en las finanzas, por ejemplo, con hidroeléctricas paralizadas que implican que no hay ingresos por este concepto.

Panorama económico

       Ya sabemos que en el Elqui la situación financiera está siendo abordada con medidas drásticas, pero ¿qué pasa con las demás organizaciones de regantes?

En el Limarí, el Presidente de la Junta de Vigilancia del Río Limarí y de la Comunidad de Aguas del Sistema Embalse Paloma (CASEP), José Eugenio González, detalló que para esta temporada se dispuso sólo un 10% de el agua entregada en una temporada normal, agregando que hasta el 70% de las hectáreas del Limarí, «si no se ha secado, prácticamente esta sin producción».

Sobre la parte financiera, esta organización funciona en dependencias antiguas, por lo que de momento no han  debido tomar medidas extremas. Sin embargo, Gonzáles recalcó que esto es «pensando con optimismo de que el próximo año vamos a poder superar esta situación… si no es así, habrá que tomar medidas, aunque tenemos muy poco margen para ahorrar más de lo que hemos ahorrado esta temporada».

En Choapa

Distinta es la situación de la Junta de Vigilancia del Río Choapa, donde su Presidente, Luis Lohse, estimó que la cantidad de hectáreas se han mantenido, en parte gracias a que en invierno mantuvieron los canales con un 20% de su dotación normal con el fin de ahorrar agua en el embalse Corrales. En estas fechas están a un 40%.

Sobre la parte financiera, en líneas generales Lohse reconoció que se ha sentido fuerte, por lo que «en estos tiempo se minimiza lo más posible el tema financiero», agregando que  en cuanto a las plantaciones «nosotros que somos entre un 85% y 90% pequeños productores, no hemos tenido mucho crecimiento, pero si hemos tenido replantación».

Como organización, el año pasado el foco de esta organización del Choapa estuvo en apoyar a las organizaciones en la distribución interna y buscar recursos para el revestimiento de canales a través de geomembranas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre