Paro regional de funcionarios de la salud municipal

0
15

DSC00005«Varias abuelitas que venían de San Juan perdieron la hora porque no sabían del paro y  a otras personas no fueron capaces de avisarles por teléfono». Con molestia Ximena Torreblanca, usuaria del Centro de Salud Familiar,  Sergio Aguilar del sector Covico de Coquimbo, expresó así el sentir de la comunidad local, que no fue atendida ayer en ese recinto ni en los otros seis centros de salud municipal de la comuna,  cuyos  800 funcionarios adhirieron a la paralización  regional, convocado por la Confederación  de Funcionarios de Salud Municipalizada de la Cuarta Región.
Esta movilización busca cambiar el actual sistema de registro de usuarios del Fondo Nacional de Salud, Fonasa, en los establecimientos de salud municipalizados del país, lo que ha provocado una merma  en la asignación per cápita por paciente entregada a los municipios para poder brindar atención.
Es  así que las casas consistoriales de Vicuña, Coquimbo, Monte Patria, Punitaqui, Ovalle, Río Hurtado, Salamanca, Los Vilos y Canela, durante el 2014 dejaron de percibir alrededor de 1.300 millones de pesos.
Por ese motivo  con aprobación  de los referidos  municipios, los funcionarios de la Confusam regional, en asamblea votaron realizar la paralización que partió ayer y  que continuará hasta este viernes.
En el resumen de la primera jornada de paralización en el puerto, Julia Hidalgo, delegada del Cesfam Sergio Aguilar y  de la Asociación de Funcionarios de la Salud Municipalizada de Coquimbo, Afusamco, afiliada a Confusam, señaló que en la movilización participa el 100 por ciento de sus afiliados.
«En primer  lugar tenemos que decir que nuestro paro es a favor de la comunidad por la nueva validación de Fonasa, que dejó fuera muchos usuarios nuestros durante el  año 2014. Puedo decir que  cerca del 70 a 80 por ciento de personas que atendíamos en nuestra comuna por ejemplo, que serían como 8 mil personas no aparecen en el sistema y según nuestros cálculos por ese motivo  no llegarán fondos sobre los mil millones de pesos por el nuevo per cápita».
Hidalgo fue clara en explicar que al no contar con recursos suficientes en el corto plazo no podrán atender a más usuarios, generando una grave crisis. «Sin fondos  no podemos atender con normalidad porque no tendríamos insumos, además el per cápita permite pagar los sueldos nuestros, entonces no va a haber ni medicamentos para los pacientes,  va a faltar insumos para esterilización y ni hablar de lo que puede pasar en la atención en servicios de urgencia y con esas falencias nosotros no podremos entregar una buena atención».
Sobre las próximas medidas de presión hacia el gobierno, la dirigente dijo que «este jueves en la mañana tendremos una masiva marcha en el centro de La Serena en que participarán  funcionarios nuestros de las 8 comunas  más afectadas para participar en una reunión con todos los alcaldes y  nuestros dirigentes para dar cuenta de esta problemática al gobierno,  aunque el paro sigue hasta el viernes y el lunes se va a analizar si hay  respuesta de Fonasa, con el cambio del sistema para ver si seguimos movilizados».
Consultada por los casos de urgencia, Hidalgo remarcó que  personal de esa unidad continuaron con la atención normal hasta el viernes. «Este paro sí fue informado porque se hizo difusión a través de juntas de vecinos y consejos consultivos en reuniones con los directores de consultorios y Cesfams, y  puedo decir que hoy miércoles en la mañana solo llegó un 20 por ciento de los usuarios  a cada recinto pero a los pacientes crónicos se les está entregando sus medicamentos al igual que a los niños prematuros se les hizo entrega de su alimentación y las personas que vienen por reales urgencias sí son atendidas con normalidad».

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre