Prisión preventiva e internación provisoria para imputados de homicidios de carabineros

1
13

12Dixon Saavedra Cortés, de 20 años, Bastián Díaz Segura, 18, Y.A.R.F., 17 y los hermanos de la misma edad O.J.B.P., y E.G.B.P. fueron formalizados ayer en la investigación en el Juzgado de Coquimbo por la fiscalía por robo con homicidio consumado del sargento Hans Knopke y el carabinero Luis Díaz y por tres robos con homicidio frustrados y receptación de vehículo cometidos el viernes pasado, por lo que el Tribunal aplicó a los imputados adultos la medida cautelar de prisión preventiva y la internación provisoria para los menores.
Por otra parte, el sexto imputado B.A.A.A., 14,  también quedó en internación provisoria tras ser  formalizado en el centro de menores de La Serena, en donde está internado bajo tratamiento médico.
La formalización fue realizada en la segunda sala del Juzgado de calle Juan Melgarejo al que llegaron parientes de los imputados en un número cercano a las 30 personas y la viuda del sargento Knopke, María Cecilia Zepeda, que también es sargento segundo de Carabineros la que fue acompañada de abogados de la institución y de compañeros de trabajo.
Al mediodía llegaron los carros celulares de Gendarmería con los imputados a bordo que ingresaron al estacionamiento del Tribunal por calle Melgarejo, mientras que parientes de los acusados los que estaban apostados en las afueras del edificio insultaron a fotógrafos de la prensa.
Por decisión del Tribunal a la sala solo pasaron las madres y padres de los imputados junto a familiares de las víctimas, fiscales, abogados y periodistas los que fueron escoltados por gendarmes, que estaban provistos de cascos, de subametralladoras y de gas lacrimógeno los que quedaron apostados al interior y en el exterior de la misma sala que también contó con resguardo de personal de carabineros de civil.

Los delitos

El fiscal jefe de Coquimbo Claudio Correa y el fiscal adjunto Carlos Vidal realizaron la formalización ante la Juez de Garantía Karla Malebrán, basados en declaraciones de testigos y el informe de Carabineros que indica que en la tarde del viernes 11, O.J.B.P., Bastián Díaz Segura, B.A.A.A., Y.A.R.F., Dixon Saavedra Cortés y E.G.B.P., todos con domicilio en Coquimbo a bordo de un auto Subaru modelo Impreza robado en La Serena, concurrieron a Ovalle a robar un auto en la calle Tamaya.
Pero a pesar que forzaron el móvil, no lograron llevárselo, por lo que fueron a un estacionamiento cercano al nuevo hospital local, donde robaron otro Subaru Impreza de color gris, motivo por el que fueron denunciados a la Tercera Comisaría que envió patrullas y motoristas a capturarlos.
Sin embargo cuando los fugitivos avanzaban por la Ruta D-43 con rumbo al norte, a la altura del kilómetro 8,5, perdieron el control del volante, cayendo a una pendiente a la orilla de la vía.
En ese sector fueron vistos por los efectivos que los seguían empujando el móvil accidentado, motivo por el que los imputados decidieron abandonar el vehículo para seguir la fuga en el otro Subaru que era conducido por Bastián Díaz.
Los fugitivos continuaron la huida sobre los 100 kilómetros por hora hasta que al llegar a Recoleta, los motoristas de la Tercera Comisaría, los perdieron de vista, por lo que efectivos policiales de Coquimbo y La Serena siguieron con la persecución.
En ese punto los persecutores penales remarcaron que los imputados fueron conminados en a los menos en cuatro oportunidades a detenerse en puntos de control en la Ruta D-43, mientras que Dixon Saavedra, que iba como copiloto les apuntó con un arma de fogueo similar a una real, todo lo cual fue referido en las conversaciones radiales de los policías a cargo de la persecución, registros que fueron expuestos al Tribunal a través de los parlantes de la sala.
Pero pasada la cuesta Las Cardas a la altura del kilómetro 62, Díaz esquivó un bus interprovincial que fue atravesado por Carabineros para cortarles el paso, por lo que avanzó a una velocidad entre los 120 y 140 kilómetros por hora por la berma izquierda.
En esos instantes hasta que al ingresar al carril el Subaru impactó de frente al sargento Knopke y al carabinero Díaz, de dotación de la Primera Comisaría de La Serena, cuando avanzaban en sus motos, causándoles la muerte por politraumatismos en el mismo sitio.
Tras esa acción el Subaru volcó a un costado de la carretera por lo que los seis imputados fueron aprehendidos para ser derivados al hospital para ser atendidos por las lesiones que sufrieron, quedando tras el control de detención realizado el sábado, con detención ampliada hasta ayer.
Por otra parte para graficar la forma en la que las víctimas perecieron, la fiscalía exhibió al Tribunal los registros de las cámaras que usaban, motivo por el cual la Juez Malebrán dispuso el desalojo del público de la sala por lo fuerte de las imágenes.

Prisión preventiva e internación provisoria

Como medidas cautelares el Ministerio Público, basado en la forma en cómo ocurrieron los delitos formalizados y por la gravedad de la pena asignada, pidió al Tribunal las medidas cautelares de internación provisoria para Bastián Díaz y para Dixon Saavedra y la internación provisoria para los cuatro menores cómplices.
Además el fiscal Vidal argumentó que la libertad de los imputados es un peligro para la sociedad, en vista que ninguno cuenta con irreprochable conducta anterior.
Es así que B.A.A.A. cuenta con 11 causas anteriores, dos de ellas por robo con «alunizaje» con vehículos Subaru, incluso en uno de esos ilícitos fue colisionado un carro policial, por lo que está con medidas cautelares tras ser formalizado.
En el caso de YA.R.F. registra una condena de un año de libertad asistida del 2015 por robo y una causa vigente por robo de un taxi y otra por receptación, mientras que Díaz cuenta con causas y condenas por cinco robos y tres causas vigentes por robos y receptación.
Saavedra, por su parte, tiene una causa judicial pretérita sin sentencia, O.J.B.P. consigna una causa vigente por robo y E.G.B.P. posee una causa suspendida condicionalmente.
Armin Staub, defensor público de los adultos, presentó oposición a la aplicación de la prisión preventiva en vista que según su tesis no habría un robo con homicidio consumado, sino un cuasidelito de homicidio, considerando que Díaz maniobró por la berma para evitar colisionar con el bus atravesado en la pista y que al ingresar al carril, por la velocidad y la escasa visión por el polvo en suspensión, no logró ver a los motoristas antes de impactarlos.
Además el abogado manifestó que en los otros ilícitos formalizados no estaría, en esta etapa del proceso, suficientemente acreditada la participación de sus representados.
El mismo argumento para oponerse a la aplicación de la internación provisoria esgrimió el abogado público de los menores José Miguel Riquelme remarcó además que sus defendidos no conducían el automóvil, por lo que no tendrían participación en el homicidio y que en cuanto a la irreprochable conducta anterior, el profesional señaló que E.G.B.P y O.J.B.P. cuentan con causas formalizadas sin condenas, proponiendo para todos sus representados la medida cautelar de arresto domiciliario total o parcial.
Concluidas las alegaciones, la magistrado Malebrán, que otorgó 90 días para que la fiscalía  indague, aplicó a los cuatro adolescentes la medida cautelar de internación provisoria en un centro de menores de La Serena mientras que a los adultos les aplicó la prisión preventiva en la cárcel de Huachalalume.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre