Punta de Choros, pueblo fantasma

0
37

15Dos personas que dijeron ser ayudantes de los boteros oficiaron de informadores turísticos para responder al requerimiento de los turistas que ayer llegaron a Punta de Choros con interés de conocer Isla Damas con su riqueza en biodiversidad.
Las marejadas tienen cerrada la caleta, por lo que los boteros que saben de antemano esta información abandonaron temporalmente el lugar al igual que sus familiares y vecinos que tienen negocios.
Salvo dos o tres restaurantes que tenían una reducida oferta para comer, lo demás cerrado en el pueblo.
«Nos pegamos este largo pique desde Santiago porque queríamos conocer, saber dónde está el proyecto Dominga, dónde está Los Choros, Punta de Choros, los pingüinos, los delfines, y también conocer el Desierto Florido», nos relata María, quien llegó al lugar con su familia compuesta de cinco personas, tres adultos y dos bebés.
«Menos mal que nosotros trajimos algo para comer, porque hay otros grupos de turistas que venían esperanzados en disfrutar de los caldillos, locos y choritos, pero nada… no hay nada», relata.
Los turistas sugieren que se disponga de una información turística más cerca de la carretera para precisamente responder a las consultas de la gente que tiene interés en ir a la costa. De lo contrario, argumentan es como una trampa. «No podemos vivir presos del celular para andar preguntando cada paso que damos, para eso hay servicios públicos, municipios, que deben preocuparse de informar a los turistas», reclama Milenko Zarko, antofagastino.
Desde La Serena son casi dos horas de viaje a Punta de Choros. Sin embargo, compensaron esa frustración de no poder navegar a Isla Damas con detenciones en el trayecto para tomar fotrografias a las añañucas y azulillos que comienzan a salir.
«No es como nos han dicho que se ve más al norte, pero igual se aprecia el verdor y algunas flores. Lo que faltaría son indicadores que anuncien zonas para fotografías y de paso también el cuidado del Desierto Florido».
Otro turista hace ver que en el camino entre la Ruta 5 y Los Choros, no hay zonas de aparcamiento para apreciar las zonas floridas. «Tuvimos que detenernos en la berma, pero es peligroso porque como el camino fue mejorado, hay conductores que corren mucho y desde sus ruedas saltan piedras peligrosas». De hecho ayer al mediodía hubo un volcamiento con resultado de daños en el jeep Suzuki.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre