Seremi de Salud confirma: UPV no cuenta con autorización sanitaria ni está en trámite

0
25

4La autoridad sanitaria, Víctor Arancibia, enfatizó la importancia que la institución tramite los documentos con las observaciones resueltas para la tranquilidad de los estudiantes y los pacientes.

Luego que la Universidad Pedro de Valdivia, sede La Serena, afirmara por medio de una declaración pública que estaba tramitando la autorización sanitaria que les permitiría funcionar a la clínica odontológica que se ubica en el campus de Cuatro Esquinas; el propio seremi de Salud, Víctor Arancibia, refutó los dichos.

Arancibia afirmó que «según lo que hemos indagado en nuestros registros, la Universidad Pedro de Valdivia -la Facultad de Odontología- presentó sus documentos el año pasado para solicitar la autorización sanitaria. Se le hizo una serie de observaciones de orden técnico, de preparación para esto, y no cumplía con esas observaciones».

El seremi dijo que la institución tiene la obligación de volver a presentar la documentación con las observaciones resueltas para tener finalmente la autorización sanitaria que les permita funcionar dentro de la normativa.

«Durante el mes de abril del año pasado, se les sugirió esto y hasta el momento no han venido, no se han presentado nuevamente para lograr la autorización. Si ellos no la tienen, se exponen a practicársele un sumario sanitario, porque están obrando sin el resguardo de la ley y en perjuicio de la gente que ahí consulte. Asimismo, en perjuicio de los estudiantes de Odontología, quienes estarían trabajando en un ambiente no autorizado desde el punto de vista sanitario», manifestó la autoridad.

De hecho, muy preocupado por la situación de los estudiantes, docentes y pacientes que llegan a atenderse al lugar el seremi Arancibia enfatizó que «justamente, estas autorizaciones se hacen para evitar cualquier riesgo de cualquier actividad del punto de vista de atención de salud de cualquier paciente».

Es por ello que llamo a la comunidad a no acudir hasta el lugar, hasta que se regularice la situación, que depende de la Universidad. «Si no tiene la autorización, no se recomienda que se atiendan allí, primero tienen que cumplir con la ley como cualquier otro ciudadano chileno para hacer bien las cosas», arguyó Arancibia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre