Si pensaba salir a dar una vuelta a la playa… Les recordamos que no se puede

0
265

Un cordón sanitario «estricto» comenzó a regir en algunos de los balnearios de la región, con el fin de evitar que las personas viajen durante el feriado de Semana Santa, conforme a las medidas establecidas por el coronavirus.

En Tongoy, Guanaqueros y Totoralillo, residentes han salido a los accesos para levantar barricadas, hace ya varias semanas, y así evitar que lleguen los turistas. Y aunque han estado 24/7 haciendo turnos, «igual la semana pasada aparecieron unos surfistas», cuenta Tamara Geraldo, tesorera de la junta de vecinos de Totoralillo y hoy presidenta (s), «porque la titular está un poco delicada de salud», agrega.

Para que situaciones como esas no vuelvan a ocurrir, o que dentro maletero encuentren a personas, como en otros lugares del país, tratando de evadir los controles, desde este jueves la seguridad en cada entrada está a cargo de militares.

«Llegaron hoy (ayer) y estarán haciéndonos compañía de 8 de la mañana hasta las 6 de la tarde, hasta el día domingo, con el fin de resguardar la población y para que no llegue gente que no es del lugar, así que por ese lado estamos tranquilos», agrega la dirigente social.

La llegada se comenzó a fraguar la semana pasada, cuando «tuvimos una reunión en Tongoy con todas las juntas vecinales del sector costero, donde se hizo la solicitud para que vinieran a apoyarnos, aunque también estábamos pidiendo que instalaran el cordón sanitario», señala.

Así que, cuenta Tamara, la solución fue que «nos resguardarán solamente por el fin de semana largo, pues todos sabemos que puede venir mucha gente, sin importar el contagio. Además, todos los dirigentes de pescadores tuvieron una reunión este miércoles para llegar a un acuerdo respecto de las caletas que iban a cerrar y cuáles estarán abiertas, y las únicas cerradas son Totoralillo y Puerto Aldea, mientras que las otras caletas estarán funcionando con horario normal entre 7 de la mañana y 17 horas».

Fueron semanas de incertidumbre para los habitantes de Totoralillo, puesto que en más de una ocasión han tenido dificultades con personas que han querido hacer ingreso, especialmente los primeros días de cuarentena.

«Estamos muy agradecidos, pues aparte del gobernador, el gestor territorial de la región, Raúl Geraldo, nos ha ayudado bastante y nos ha entregado su apoyo 100%. También el delegado municipal de Guanaqueros, Felipe Cerda, se ha portado muy bien, puesto que desde el día uno que nos está ayudando en este proceso. Y es importante su compromiso, ya que problema que hemos tenido, ellos llegan y nos entregan soluciones, así que gracias a ellos se pudo gestionar que llegaran los militares, aunque solo sea por el fin de semana largo».

Es la única manera de que los autos no lleguen por estos lados, o los surfistas, como la semana pasada, «cuando tuvimos inconvenientes con dos, que querían ingresar a la playa, así que llamamos al delegado municipal, le planteamos el tema, y ellos nos ayudaron para que se pudiera hacer el decreto de cerrar las playas y que no se pueda realizar ningún deporte. Nos insistían en poder ingresar y no podíamos prohibirles la entrada, porque las playas no estaban cerradas, pero ahora con ese decreto pudimos lograr que los surfistas no puedan entrar».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre