Sociólogo Juan Rojas y diputado Walker se refieren a don Bernardino Piñera

0
66

El sociólogo Juan Rojas, fundador de la Agrupación Juan XXIII, lideró la campaña para retirar la placa con el nombre de Francisco José Cox… todo se dio, dice, cuando un día, como cualquiera, entró a la Catedral mirando los vitrales y en la entrada encontró el nombre del obispo, lo que le llamó la atención.

Entonces, se preguntó: «Esto debía saberse, decirse, y ahí me contacté con Felipe Barraza. Fue en febrero de este año, así que luego esperamos la visita del Papa y después pedimos una entrevista con Monseñor Rebolledo que nos atendió gentilmente y ahí se generó esta campaña…».

Campaña que terminó este domingo con el retiro de la placa, bajo el asentimiento del arzobispo René Rebolledo y autorización de Monumentos Nacionales, pero también por una carta con más de 100 firmas enviada al Papa para solicitar que borrara el nombre del Cox, hoy recluido en un convento en la ciudad de Vallendar, en Alemania.

En esa carta apoyaron estudiantes y personalidades ligadas no sólo a la cultura, sino que también a la política. Uno de ellos fue el diputado DC Matías Walker, que tras saber de su retiro, el que además contiene el nombre de todos los arzobispos y obispos que han presidido la Arquidiócesis de La Serena, que «nos parece pertinente que el Arzobispado de La Serena y el Obispo, René Rebolledo, hayan escuchado el clamor de las víctimas de abusos sexuales por parte del obispo Cox, y hayan retirado esta placa previa autorización del Consejo de Monumentos Nacionales, que incluía el nombre de Cox, el que genera controversia y que está vinculado a una triste historia de esa Catedral donde se habrían producido actos de abusos sexuales».

Sin embargo, el parlamentario aclaró que «al mismo tiempo quiero decir que no es bueno que paguen justos por pecadores, y en ese sentido espero que se pueda incorporar una nueva placa reconociendo a grandes obispos que hemos tenido en la Diócesis de La Serena, tal como Monseñor Manuel Donoso, que tuvo una preocupación especial por la situación de los trabajadores y las deudas provisionales. Recordar también a Monseñor Fresno, que fue uno de los gestores del Acuerdo Nacional. Para qué decir don Bernardino Piñera, que jugó un rol muy importante siendo la voz de los sin voz durante la dictadura y otros arzobispos de La Serena, incluyendo al propio Monseñor Rebolledo, el actual obispo, uno de los pocos cuyo nombre no ha generado controversia dentro del escándalo que actualmente aqueja a la Iglesia Católica, y que es un obispo que, además, se ha ganado el cariño de las comunidades católicas de la región, como lo hemos podido comprobar en distintas festividades, como la fiesta de Andacollo y en la reciente misa de acción de gracias con motivo de Fiestas Patrias».

¿Y los obispos cuándo?

Abel Soto es otra de las víctimas de Cox. Junto a Hernán Godoy ha llevado la lucha para que se pueda hacer justicia. Desde Santiago, donde hoy vive junto a su familia, está al tanto de todo. Lo vivido con Cox, primero en la ciudad de Chillán y luego en el arzobispado donde vivía en La Serena cuando estudiaba en la universidad, lo marcaron para siempre. Por eso, al enterarse del retiro de la placa, sintió alivio.

«Estoy súper expectante con todo lo que está sucediendo en este minuto con los movimientos que está haciendo el Vaticano respecto de los sacerdotes en Chile. El retiro de la placa lo tomo como un pequeño paso para que se siga haciendo justicia. No voy a saltar de alegría, pero me agrada el tema y espero que vengan muchos gestos más de parte del Vaticano y de parte de episcopado chileno».

Pero Soto no se quedó en eso. Pues para él, no sólo Cox es culpable, sino que también todos aquellos que callaron lo sucedido. En ese sentido, afirmó que «en la misma placa aparece el nombre de Bernardino Piñera y junto con Ricardo Ezzati y Francisco Javier Errázuriz, han sido sindicados como encubridores. Yo, que viví con Piñera, y viví con Cox cuando era arzobispo coadjutor, sabía que Piñera presenciaba no solamente lo que pasaba conmigo, sino que también muchos abusos en contra de nosotros. Lo más probable es que no saquen el nombre de Bernardino Piñera, pero aun así es importante considerar que tuvo una actitud pasiva. Lamentablemente siguen siendo visibilizados de una forma casi intocable, debido a que las sanciones que ha puesto el Vaticano han sido a sacerdotes, pero no existe ningún obispo, hasta ahora, que haya sido tocado».

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre