Un buen libro y el mate, fórmula argentina

0
10

8En La Serena, enero se caracteriza por ser el mes de los argentinos. Si ahora han sido menos, no por ello siguen llamando la atención. Sus rubios cabellos, el reunirse en grupos a tomar mate, a jugar o simplemente a charlar, como dicen ellos a las tertulias de conversaciones de esto y aquello sin límites ni libreto acomodado, libremente. Así se relajan y disfrutan de sus vacaciones.

Grupos de amigos, y familias completas viajan desde San Juan y Mendoza a disfrutar de las bondades de esta región, más que nada por el clima, y porque aprovechan de adquirir ciertos productos que en Argentina no son tan asequibles como acá, principalmente electrónica y electrodomésticos.

Sin embargo, lo que más encanta a los trasandinos son las costas, hasta donde llegan pasado el mediodía, permaneciendo hasta el atardecer, primando la presencia del tradicional mate y la infaltable compañía de la lectura. Sí, porque a diferencia de los chilenos, los argentinos aprovechan el descanso para leer.

«A mí me encanta venir a La Serena, sobre todo la playa, porque aquí disfruto del clima y el sol, es cual es mucho más  delicioso que en San Juan, porque allá te morís, no lo aguantás», comenta Ercilia Giménez.

Asimismo, Sol y su hija Renata relatan lo gratificante que es leer un libro en plena playa, con la brisa marina. «A nosotras nos gusta mucho venir acá, se puede perfectamente venir a la playa y descansar con un libro y compartir en familia», agregó la madre.

Asimismo, los hombres, que generalmente vienen en grandes grupos, apuestan por disfrutar de una noche tranquila, conociendo gente, y durante la tarde tomar sol, como es el caso del mendocino Gerardo, quien disfruta la tarde tomando mate en el sector El Muelle. «Me gusta la zona, la ciudad, es relajante, y la gente es muy agradable por lo demás, así que se pasa muy bien en La Serena», señaló.

Jugando tejos

Otra particularidad que traen los argentinos y llama la atención de los nacionales, es que en vez de jugar paletas en la arena, ellos juegan tejos, un popular juego en Argentina.

A simple vista, los trasandinos lanzan a distancia discos de madera, lo que a varios chilenos les hace recordar a la rayuela, al tratar de «achuntar» a la meta.

Recambios

Y al cerrar la nota nos queda el comentario de chilenos quienes recuerdan cuando esta zona se llenaba de las camionetas Rastrojero,  unas todo terreno fabricadas en Argentina que además de ser fieles, crizaban la cordillera como si pasearan en la plaza.

«Hoy está viniendo otro tipo de argentinos, más relajados, dispuestos a invertir en un buen pasar»….

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre