Varazón de miles de machas en banco de Caleta San Pedro

0
2734

Fenómeno es atribuido al movimiento del
cable de fibra óptica que cruza el área de manejo.

Pescadores protestaron con barricadas en el sector de Peñuelas, por la falta de control en el robo del recurso desde el banco en Caleta San Pedro.

Los 180 socios de la Asociación a cargo del Area de Manejo del recurso Macha, visibilizaron dos problemas que atentan contra su proyecto de conservación de la especie. Uno, el constante robo sin que las autoridades correspondientes le pongan freno y, dos, el daño que les habría causado un cable de fibra óptica que cruza el área de manejo que, al ser movido (como cordel) por las corrientes, mueve las arenas del fondo marino causando la varazón del día jueves.

Para dar cuenta de esta pérdida difícil de calcular, pues estiman que son millones las machas juveniles varadas, ayer levantaron barricadas, quemando neumáticos que impedían el libre tránsito de vehículos en el sector de Caleta Peñuelas.

Al lugar llegó el gobernador de Elqui, Gonzálo Chacón, personal de seguridad de la municipalidad y posteriormente Carabineros. También se hicieron presente los diputados Francisco Eguiguren y Daniel Núñez.

El gremio de pescadores de Peñuelas, titulares del área, pide la intevención de las autoridades para que «asuman el rol que les corresponde en cuanto a fiscalizar, detener y requisar cuando corresponda, porque machas hay en todas partes y a bajo precio, pero ocurre que están en veda y solo nosotros podemos extraer las cuotas que nos dan», explica Mario Ramírez, presidente de la Asociación Gremial Pescadores y Buzos de Peñuelas.

Adelantaron que de no ver que hay un cambio en este sentido de controlar la venta de machas, continuarán con las protestas. «Y lo haremos en la carretera, y no con neumáticos, sino con nuestros botes»…

En cuanto a lo ocurrido en las últimas horas con la varazón de machas al norte del Faro de La Serena, los pescadores y buzos apuntan contra la empresa GTD, que instaló un cable submarino de fibra óptica

Ramírez nos señala que los socios y familiares están acongojados y muy preocupados. «Acá sufrimos una situación muy complicada por la instalación de este cable de fibra óptica. La empresa no nos pidió permiso a nosotros. Nuestros buzos vieron el cable cuando ya esta instalado y han visto también como se bate.

Lo peor, agrega, es que esa empresa sigue trabajando con maquinaria, removiendo arena, incluso, cuando nuestro socios llegaron a trabajar a nuestra área de manejo encontraron un cable a la vista sobre la playa, lo que es peligroso».

El dirigente lamenta que se varó el banco de machas afectando a todos los socios del gremio de Coquimbo y de Caleta San Pedro de La Serena, «que representan a más de 2 mil personas, porque detrás de nosotros están nuestras familias».

El dirigente estima que la pérdida es de miles de ejemplares del marisco bivalvo, «aun verde», es decir, no desarrollados para ser extraídos.

«Desde inicios de semana estamos constatando la varazón. Nosotros creemos que eso ocurrió porque el cable aún no lo entierran bien y ahí empezó como a arrastrarse, sacando las machas de la arena. Ese arrastre se agravó con las actuales marejadas».

La pérdida de machas juveniles no desarrolladas también pone en riesgo la sobrevivencia del banco, explica el dirigente, «porque estos ejemplares no se han alcanzado a reproducir, y volver a repoblar tarda años».

GTD estaría trabajando en el litoral costero de la región desde fines del año pasado, dice Ramírez.

La empresa contaría con permisos para la instalación del cable de fibra óptica en el fondo del mar, permiso que le habría otorgado el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones por un lado, y la Armada por otro.

Hacen excavaciones para soterrar el cable en el terreno de playa, el que debería quedar, al término de la faena, en condiciones normales. Ramírez afirmó que su gremio no recibió ninguna información previa de los trabajos.

«Nosotros solo nos enteramos del proyecto cuando nos avisaron que llegaron máquinas a excavar, a fines del año pasado. Ahí supimos que les habían dado los permisos correspondientes, pero antes de eso nadie nos pidió nuestro parecer, a pesar que somos los titulares del área de manejo. Ahí recién empezamos a conversar con los representantes de la empresa, pero ahora ocurrió la varazón, justo cuando las obras están más avanzadas».

AUTORIDADES

En medio de la quema de neumáticos en varios puntos, formando una gran nube tóxica negra, llegaron al lugar autoridades y políticos, así como funcionarios del área de seguridad y medio ambiente de la municipalidad.

«Nosotros le planteamos al gobernador, a los concejales (Paris y Hernández) y a otras autoridades que vinieron a ver, alguna forma para tratar de reparar el daño que nos hicieron en el banco, porque si esto sigue así nuestras familias van a ser perjudicadas. Esperamos también que apuren las obras de instalación de ese cable, y pedimos saber si pueden enterrarlo más profundo, por último para que no vuelva a hacer el arrastre de las machas.

La macha es un bibalvo que logra su madurez con crecimiento de 9 cms a los diez años, aproximadamente. Se encuentra en gran parte del litoral chileno y hasta en Perú, pero su extracción indiscriminada ha agotado esos bancos, por lo que los propios mariscadores optaron por administrar áreas de manejo y proteger su conservación, La macha es un filtrador de fito y zooplacton. Un mal procesamiento con manos sucias puede provocar eventualmente alguna complicación sanitaria.

Un kilo de macha son aproximadamente 22 machas adultas. En el terminal de Peñuelas se venden con y sin conchas, y su valor por kilo es del orden de los cinco mil pesos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre