Vecinos de Tambillos denuncian a minera Florida en Comisión de la Cámara

0
30

10El principal reparo que manifestaron los dirigentes del sector rural de Coquimbo ante la instancia parlamentaria, apuntó a la falta de participación ciudadana durante la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto que se emplaza en las cercanías de sus viviendas.
También denunciaron el aumento del polvo en suspensión desde el inicio de las faenas, por lo que exigen la realización de un Estudio de Impacto Ambiental (EIA).

Por esta razón, la comisión solicitará un pronunciamiento sobre las denuncias al municipio de Coquimbo, al Servicio de Evaluación Ambiental, la Superintendencia de Medio Ambiente, la Seremi de Salud y la Intendencia.
Para el diputado Daniel Núñez es muy importante que la Intendenta Lucía Pinto cautele la calidad de vida de los vecinos de Tambillos. “Es muy importante que tengamos un pronunciamiento del gobierno regional y particularmente de la Intendenta de la Región de Coquimbo, Lucía Pinto. Es muy importante que ella se pronuncie a favor de la salud, del medio ambiente y cuestione las consecuencias negativas que tiene esta ampliación de la planta de relave de minera La Florida”.
Por su parte, Elizabeth Opazo, presidenta del comité Estancia de Tambillos, consideró satisfactoria la visita a la Comisión de Medio Ambiente. “Fue satisfactoria la audiencia en la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados. Fueron bien receptivos los diputados a escuchar nuestra problemática. Se van a mandar varios oficios de fiscalización para saber qué pasó, por qué algunos organismos aprobaron el proyecto que afecta a la comunidad si estamos a metros de la planta de relave”, manifestó Opazo.
En tanto Fernando Viveros, concejal por Coquimbo, dijo que es muy importante que se tome en cuenta la participación ciudadana al momento de aprobar proyectos medioambientales. “Ha sido importante asistir a la Comisión de Medio Ambiente a dar nuestra opinión para que se pueda solicitar información que transparenten los procesos de autorización medioambiental y que se hagan a través de la normativa, aunque hoy la normativa es débil. Queremos exigir que la gente tenga la información adecuada, que se entere por los medios de comunicación pertinentes al territorio y, por otra parte, que los organismos competentes, como el municipio o el SEA tengan la obligación de generar participación ciudadana”, dijo.
Jacinto Aracena, dirigente de la junta de vecinos “Fuerza Esperanza,” lamentó que no se tome en cuenta la opinión de los vecinos al momento de aprobar un proyecto minero. “Encuentro que falta más participación de las autoridades en este caso».

Los problemas de Minera Tambillos con la comunidad datan de años, más de diez. Este, en el que vecinos que llearona habitar a parcelas de agrado y se ven pasados a llevar al tener casi encima de sus casas la ampliación de la Planta de Relaves, fue informado dpor la minera en 2009,

La revista Minería Chilea resumió el
proyecto de Florida para esta etapa.

Con la finalidad de optimizar su producción de cobre y potenciar estándares ambientales, Minera Tambillos, la que opera a 28 kilómetros al sur de La Serena, planea modificar su tranque de relaves N°4, ampliando la superficie de disposición.
La iniciativa, que se ubica específicamente en la sección media del valle de la Quebrada Los Rincones, a una altura de 200 metros sobre el nivel del mar, contempla obras físicas tales como Construcción de Muro de Partida, Sistema de Captación y Drenajes y Canales de Captación Perimetrales.
La empresa, que presentó el proyecto a la aprobación de la Corema de Coquimbo, detalló que “la modificación al Proyecto Tranque de Relaves Nº 4, corresponde a una ampliación de la superficie de disposición de relaves, utilizando el espacio existente entre el citado Tranque Nº 4 y el Tranque Nº 3, con la finalidad de continuar con la operación del depósito, extendiendo su vida útil en 22 meses. Esta actividad se plantea durante la etapa de cierre de proyecto y comprende una superficie de 14.357 m2”.
Se especificó que “la ampliación contempla la utilización del espacio existente entre los Tranques Nº 3 y Nº 4, para disponer 296.169 m3 de Residuos Mineros Masivos (RMM) generados en el proceso hidrometalúrgico de flotación de la Planta de Beneficios Tambillos”.
En este sentido, se debe enfatizar que la empresa actualmente procesa minerales de cobre, con una capacidad de extracción de 400 tpd. Como resultado del proceso de flotación de los minerales se generan Residuos Mineros Masivos (RMM), los que son dispuestos en el tranque de relaves Nº 4, calificado ambientalmente según Resolución Nº 184/04.
Además la empresa tramita la autorización para la construcción de un quinto tranque para dar continuidad a su proceso productivo, en cuanto a la disposición de los relaves generados en la planta de beneficio, la cual procesa mineral proveniente de las Minas Florida Norte y Florida Sur de propiedad de la Sociedad.
Según la declaración presenta por la cuprífera ante la Corema de la Región de Coquimbo, “para la construcción del Tranque de Relaves Nº 5, se ha determinado un diseño mediante eje central, iniciándose con un muro de partida de altura variable que constituirá la base del prisma soportante. Conforme a los estudios de Ingeniería Básica, la capacidad del proyecto corresponde a 3.327.290 m3, equivalente a 4.691.480 toneladas de relave y requiere una superficie de emplazamiento de 273.130 m2”.
Consecuentemente, el proyecto Tranque de Relaves Nº 5 ha sido proyectado para operar con una razón de beneficio de 3.000 tpd, de donde se ha estimado una vida útil de 4,5 años.
La obra se desarrolló, pero sin consulta a los vecinos. Llevan años pidiendo se les escuche para impedir que se eche do material tóxico cerca de sus casas.
En su momento los pobladores recibieron el apoyo incondicional del entonces alcalde de Coquimbo Oscar Pereira. «Lo importante es velar por la salud de las personas, por lo que es necesario la realización de Estudio de OImpacto Ambiental, EIA, en especial porque esta zona pretende desarrolllarse con proyección turística, residencial y agrícola».
Tambien tuvieron apoyo del entonces concejal Miguel angel Cuadros, al afirmar que la empresa tenia un historial de imcumplimientos laborales. Cuadros reclamó entonces la realización del EIAS para que la comunidad tuviese oportunidad de opinar.
Desde esos tiempos, comienzo de los años 2010, la empresa ha enfrentado varios requierimientos judiciales y demandas de los pobladores y trabajadores.
De todas formas, fue el Servicio de Evaluación Ambiental el que aprobó el proyecto en 2012.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre