Abogados querellantes piden agilizar causa en caso de Anais Godoy

0
210

Los juristas Belén Rojas Pinto y Claudio Tello creen que ha existido un plazo suficiente para que la Fiscalía haya realizado todas las diligencias pertinentes para la formalización del imputado. «Esta respuesta tan lenta que ha tenido la Fiscalía no nos satisface y tampoco a la familia…», señalaron

Fue el 17 de octubre del año 2019 cuando Anais Godoy (16) denunció la violación sufrida durante las fiestas de la Pampilla de San Isidro, en Vicuña. Pero nada. Entonces des-bordada, y atrapada en su propio dolor, decidió poner punto final a su vida la tarde del domingo 28 de junio de 2020.

Un mes antes, la Fiscalía tomaba la determinación de archivar provisionalmente el caso por estimar que no existían los antecedentes para realizar diligencias de investigación pendientes a esclarecer el delito.

Incluso, ni siquiera se llegó a formalizar, ni menos a preparar audiencias de juicio oral.
A partir de ese momento una batalla de la familia por encontrar la verdad y que el culpable, que está cumpliendo hoy una condena en Huachalalume por delito de lesiones graves a otra persona y por delito contra la propiedad, pague por lo que hizo.

Molestia en sus padres. Preocupación en los abogados querellantes. En Belén Rojas Pinto y Claudio Tello, éste último se sumó a la causa «porque tiene la experiencia que Anais necesita», explica Rojas.

Algunos detalles

Ambos reconocen haber tenido una reunión estos días con el fiscal de Vicuña (Juan Tobar) «y no comprometió fiscalización y nos comentó que todavía estaba siendo peritado el celular de Anais en Santiago», cuenta la abogada.

El abogado no entiende la decisión que tomó el fiscal, «pues en definitiva ha hecho varias diligencias, pero todavía no lleva al tribunal a ésta persona porque dice que le faltarían algunos detalles a su criterio para poder formalizarlo».

Los dos dicen respetar el criterio del persecutor, «pero la verdad es que como abogados de las víctimas esta respuesta tan lenta que ha tenido la Fiscalía no nos satisface y tampoco a la familia. Nosotros tenemos contacto directo con los padres de Anais y ellos también consideran que la Fiscalía sigue actuando lento. Le agradecemos al fiscal la reunión que tuvimos y también las diligencias, pero aún no hay una fecha de formalización de este señor, por lo que no hemos avanzado mucho de la última vez», sostuvo Tello.

Agrega Belén que «ha sido muy lento el proceso, ya van a cumplirse casi tres años y desde el punto de vista jurídico, no me parece que sean detalles tan determinantes».

Hacer un esfuerzo

Por el momento no hay ningún plazo para el fiscal, entendiendo que esa decisión depende exclusivamente de él, «y nosotros no tenemos forma de obligar judicialmente al fiscal a hacerlo, pero consideramos que hay suficiente información y por eso creemos que ya debió haberlo llevado a juicio o formalización», cuenta.

Además, precisa que «en mi experiencia profesional he visto formalizaciones muy inexactas, con muy poco detalle, mientras que esta puede llegar casi a una fecha exacta, llegar a ubicar en el tiempo y está muy descrita por nombres, entonces él (fiscal) tiene suficiente detalle. Siendo abogado defensor público como lo fui, he visto formalizaciones con mucho menor detalle que este, por tanto lo que tiene de poco habitual esta causa, es que evidentemente -y lamentablemente- no tenemos a la víctima. Pero de todas maneras se puede hacer un esfuerzo por parte de la Fiscalía, que es llevar de todas maneras esto a juicio».

Advierte «sí existen antecedentes porque acá no es acusar a una persona porque sí, ya que la persona está identificada y por eso me parece que debiesen formalizarlo».

Respecto a la molestia que existiría por la demora, Belén Rojas sostuvo que «nosotros no tenemos molestia, la familia sí. Lo que tenemos es preocupación porque ellos están sufriendo. El tiempo pasa, Anais está muerta y mientras más tiempo pasa, es tiempo que favorece al imputado, porque quizás los testigos tampoco van a estar dispuestos a hablar si pasa mucho tiempo, incluso puede que se les vayan olvidando los detalles. Así que entre más tiempo pasa, se hace más débil la causa y afecta a las víctimas, que son nuestros representados, los padres de Anais».

Revela que «la causa comenzó en octubre de 2019 y fue archivada en mayo de 2020. Y la vuelven a abrir cuando Anais se suicidó y todavía no quieren formalizar, así creemos que es un plazo suficiente que ha transcurrido para que la Fiscalía haya realizado todas las diligencias pertinentes para que formalicen a esta persona, puesto que es un sufrimiento para la familia».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre