Alí Manoucheheri a dos meses de haber asumido en Coquimbo

0
181

Hoy domingo 28 de agosto, el alcalde cumple justo dos meses desde que arribó a calle Bilbao. En estos primeros 60 días ha buscado hacer gestos de austeridad a la comunidad ante el despilfarro económico de los años anteriores.

A mitad de semana y ya cerca de las 21:30 de la noche, la luz sigue encendida en la oficina del edil. Él y su equipo marcarían de los primeros en la máquina de asistencia y serían los últimos en timbrar la salida, cuentan fuentes al interior de la casa edilicia. Las horas extras de la «primera línea» del organismo serían cosas del pasado, asegura Alí Manouchehri en una extendida entrevista con LA REGIÓN.

La arremetida judicial contra Marcelo Pereira por malversación de fondos y fraude al fisco, es sin duda la diligencia más importante en su promesa de mano dura ante la corrupción. No quiere hablar de penas de cárcel para el médico cirujano, ya que solo espera que la justicia actúe.

Apareció el lunes con un cambio de look muy distinto al que se vio toda la vida. «Nos estamos poniendo un poco más viejos y el pelo largo desprende mucho cabello, y no quiero apurar la calvicie. No es malo ir cambio el folio de vez en cuando».

En su etapa como futbolista, siempre se arrancaba a la zona para fiestas patrias, buscaba la excusa para pasar una tarde en La Pampilla. Recuerda una jornada en familia escuchando al grupo nacional Illapu. La pandemia del coronavirus y la crisis financiera, hizo que la fiesta más grande Chile se cancelara por segundo año consecutivo, sin siquiera tenga una abertura corta, como pretendían algunos concejales. Pero con la mejora sanitaria, que se instalen carpas con o sin permiso es una amenaza real.

¿Existe temor a que se llene de gente La Pampilla a pesar de la prohibición?

Hay que ser honestos y decir que si la habilitamos aunque sea por un día, se nos van a meter miles de personas. Podemos poner los aforos que queramos y no se van a cumplir. Súmale que el principal problema del recinto, hace referencia a que uno puede entrar por todas partes, en varios sectores hay atajos, y poner carabineros en punto fijo es muy complicado.

Los trabajadores del recinto dicen estar abandonados ante la delincuencia y alegan paupérrimas condiciones laborales
Esa es la señal de años de malas organizaciones que ha tenido La Pampilla. No podemos tener a cinco o seis personas encargadas de la seguridad de un terreno con un montón de hectáreas. Es ilógico, por eso estamos buscando mecanismos con una persona especialmente encargada en lo que será una nueva planificación de espacios públicos. La situación del personal es lamentable y buscaremos soluciones en lo pronto.

¿Qué antecedentes tiene de eventuales despilfarros económicos de las últimas pampillas?
Nos dimos cuenta que prácticamente se organizaba la fiesta dos semanas antes de su comienzo. Eso no va en la línea de un evento bien organizado. Actualmente se generó en el concejo una comisión que habla sobre estos temas y que planificará la próxima Pampilla. Se ha pedido a través del concejal Pablo Galleguillos, citar al comisario y organizadores de los últimos años, pero lamentablemente se han excusado en dos oportunidades, eso nos atrasa con respecto a nuestra intención de apurar esos requerimientos que necesitamos saber en detalle. Por lo pronto, habían destinado algo como 210 millones de pesos para los trabajadores municipales que prestaban servicios, y de eso debemos indagar.

¿Cómo se imagina la primera Pampilla organizada por su equipo cuando salgamos de pandemia? ¿Grupos internacionales o va privilegiar artistas locales?
Siempre existe una disyuntiva para este cuestionamiento. Ya que la gente pide y le gusta que se traiga la novedad y los grandes éxitos de la actualidad. Por otro lado, tenemos a nuestros propios músicos reclamando que no son valorados en desmedro de los de afuera. Yo soy de la idea de que tiene ser equilibrado entre ambos conceptos. Una mixtura. Pero un corto plazo es difícil pensar traer a Daddy Yankee por ejemplo con los recursos que hoy tenemos, debemos buscar la fórmula para que esta fiesta no signifique solo un gasto para las arcas municipales. Se ponen sobre la mesas 900 millones de pesos todos los años y además tenemos un desfase de 400 millones.

¿Qué hacer para que la Pampilla genere recursos?
Una buena alternativa sería poder televisarla y así aprovechar todo lo que respecta a derechos de publicidad, entonces se podrían inyectar recursos frescos y de paso profesionalizamos un poquito La Pampilla. En ese contexto, sería importante probar nuevas cosas, no hay nada en concreto, son solos ideas.

¿Habrá fondas en los barrios este 18 de septiembre?
Las fondas y otras actividades se están barajando. Queremos llevarle actividades a nuestra gente ya que también creemos que la salud mental es trascendental, pero de fondo tenemos el covid, que aún no se acaba. Quiero descentralizar La Pampilla con jornadas en Tongoy, Guanaqueros, Tierras Blancas, en la plaza del centro y otros puntos. Anunciaremos la parrilla durante esta semana, pero es importante que no se nos escape de las manos los aforos, que es por lejos lo que más preocupa.

¿Ha recibido presiones o amenazas por los casi 300 despidos que ejecutó?
La presión es algo con la que viví de muy pequeño en el fútbol. Toda mi vida tuve que lidiar con la presión de la hinchada cuando no salían bien las cosas dentro de la cancha. Las amenazas claro que han existido, los perfiles falsos en redes sociales y todo eso. Han expuesto una verdadera campaña del terror ante las decisiones que hemos tomado. Pero fuera todas las cosas que han pasado, me quedo con el cariño y el respaldo en el territorio, lo siento a diario en una ciudad que comienza a valorar nuestros primeros meses en la administración.

¿Van seguir los despidos?
Hoy tenemos la posibilidad de ir ordenando la casa de manera que no sea necesario despedir a más gente. Sin embargo, esto es como una caja de sorpresas, donde día a día aparecen personas o empresas a las que le debemos plata. Eso hace que el escenario sea complejo y que tengamos que ir evaluando a cada rato la situación. Cabe destacar que solo el mes pasado pudimos tener acceso total al sistema financiero de la municipalidad y en base a eso, estamos trabajando.

¿A qué funcionarios se les rebajó el sueldo?
A través de la nueva jefa de Recursos Humanos, Oriana Olivares, trabajamos en una propuesta y generamos esta disminución en algunos sueldos excesivos en relación a otros trabajadores que tenían el mismo grado de educación. Te pongo un ejemplo, un abogado egresado ganando casi dos millones, mientras otro titulado y con magister ganaba 700 mil pesos. O una asistente social con un sueldo de 600 mil en una unidad, y otros ganando un millón novecientos con el mismo cartón universitario.

¿Qué otro paso estaría dispuesto hacer para diferenciarse de los políticos tradicionales?
Yo nunca he tenido problemas con los partidos políticos, nunca ha sido mi intención tirar algún comentario acido en su contra, solo que algunos se desviaron en su camino y traicionaron confianzas. Eso que quede claro. Todo lo que estamos haciendo, evitando gastos de lujos, como el tener autos para la flota de confianza, eliminar las horas extras, quitar las comilonas, no es solamente porque estamos en crisis. Lo hacemos porque así debería hacer siempre. Si el día de mañana tenemos recursos a disposición, yo no los botar a la basura, la idea es que un nuevo alcalde pueda recibir la casa ordenada como corresponde.

¿Cómo lo hará para unir a un municipio que está fragmentado en grupos, (los dc, los que llegaron con usted, los de Velásquez)
Yo no necesito soldados, ni Alí lovers que anden prestándome ropa. Hemos tenido la posibilidad de poner en jefaturas a gente que llevaban años siendo olvidada y supieron cumplir a cabalidad con la tarea, me han sorprendido positivamente. No tengo problemas para trabajar con gente que estuvo con el doctor Galleguillos, con los cercanos a Pedro Velásquez, con los de don Oscar y su hijo, acá lo que importa es las ganas de trabajar por Coquimbo.

En sus recorridos ha observado que espacios públicos son tomados por inescrupulosos
El Parque Urbano es foco de aquello, el Fortín Mota, el sector del Escuadrón, el Fuerte Lambert, el Culebrón y el Barrio Inglés también. Son varios los lugares que son mal utilizados y que lamentablemente autoridades anteriores dejaron morir. Debemos cuanto antes apurar en sus soluciones. Además de eso, me da pena escuchar a la gente de Tierras Blancas, Punta Mira y Tongoy, que dicen que son el patio trasero de Coquimbo, queremos volver a activar estos espacios, se está trabajando.
Cuál es su propuesta para retomar el Barrio Inglés…

Se han dado condiciones para pensar que en un futuro podemos volver a tener un Barrio Inglés lleno de cultura y lugares agradables para ir a pasar un buen momento. Pero sobre todo, de seguridad. La nueva sede de la PDI, de seguro ayudará a generar un clima de tranquilidad que antes no existía en el perímetro. La delincuencia ganó por muchos años la batalla, pero prometo recuperar ese espacio y llenarlo de identidad.
¿Qué le parece la candidatura de su hermano Daniel al congreso?
Cuando asumí como alcalde, le pedí perdón a toda a mi familia, incluyendo a mi hermano. A ellos los llenaron de críticas injustas y comentarios mal intencionados. Él es el político de los Manouchehri. Es muy talentoso en el servicio público, seguro será un buen parlamentario.

¿Votará por Boric o Provoste en la presidencial?
No tengo definido el voto todavía. Pero he ido a votar a todas las primarias disponibles este año, es necesario incentivar la educación cívica.

¿Cuál es su opinión de las críticas que le caen a Tito Tapia, D.T. de Coquimbo?
Es complejo, porque a medida que pasa el tiempo, nos vamos poniendo más exigentes en cuanto a resultados. La gente pide y reclama cuando no ve frutos. La idea es apoyar y con los jugadores que tenemos, los resultados vendrán solitos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre